lunes, 19 de agosto de 2019

¡Nos tomamos un respiro vacacional en Blogmecánicos!

Estimados lectores,

Cerramos el taller por vacaciones. Solo durante el mes de agosto no actualizaremos el blog con nuevas entradas. Nuestro equipo de redactores se toman un respiro y volverán con nuevas y fascinantes entradas sobre el día a día en el taller de reparación.






















¡Felices vacaciones! ¡Nos leemos en septiembre!

Comprobaciones del sistema de encendido motor gasolina.

En esta nueva entrada que os ofrecemos hoy vamos a tratar las comprobaciones que podemos realizar en un sistema de encendido de un motor gasolina con encendido electrónico.

• Cables de alta tensión: Estos cada vez más en desuso, con los avances en el sistema de encendido han sido sustituidos por las bobinas independientes las cuales no requieren de cables de alta tensión, pero aún existen vehículos que los incorporan.
>En esta imagen podemos ver unos cables de bujía de la marca Champion.

Para realizar comprobaciones en los cables de alta tensión, lo primero que debemos observar es si físicamente están en buen estado, el aislante no debe estar cuarteado o deteriorado para que no existan fugas de corriente. Lo siguiente que debemos comprobar es la continuidad para asegurar que los cables no estén seccionados y funcionen, por último deberíamos revisar la resistencia de los cables para asegurarnos que están funcionando correctamente.

Para comprobar la resistencia, realizaremos la comprobación con un multímetro, cabe destacar que existen factores como pueden ser: la longitud del cable, la calidad, si es de competición. Estos factores harán que la resistencia varié, no por ello quiere decir que el cable no esté trabajando correctamente, debemos saber cuál es la resistencia correcta para ese cable y realizar las mediciones para asegurarnos de su correcto funcionamiento.


NOTA: Como norma general, una lectura inferior a 6 ohmios, independientemente de su longitud, representaría una resistencia demasiado baja y se debería de sustituir el cable.

• Bujías: Al contrario que los cables de alta tensión, las bujías no han sufrido modificaciones en cuanto a funcionamiento. Su comprobación tiene una parte física y una parte electrónica. Deberemos comprobar el estado físico de la bujía, el cual nos puede ofrecer información sobre cómo se está realizando la combustión, si las bujías utilizadas son de un rango térmico incorrecto, si existen problemas mecánicos del motor (fallo de estanqueidad en el cilindro), mezclas ricas o pobres, fugas de tensión, que exista autoencendido... Para comprobar la parte electrónica, con un multímetro debemos medir la resistencia para revisar el correcto funcionamiento.
 >En esta imagen podemos observar diferentes tipos de bujía del fabricante Champion, longitudes diferentes y diferente número de electrodos.

NOTA: Tras observar la imagen anterior donde observamos diferentes tipos de bujías, es muy importante elegir la bujía correcta, para evitar gran parte de los problemas descritos anteriormente.

• Bobina: Las bobinas, a lo largo de su utilización en los sistemas de encendido han sufrido diferentes evoluciones llegando en la actualidad a utilizar una bobina para cada cilindro.

viernes, 26 de julio de 2019

Normativas de iluminación y de equipos electrónicos

Uno de cada tres automóviles del mundo está equipado con lámparas Philips, pero no hay que dejar de lado la iluminación de los talleres o las lámparas portátiles que utilizan los operarios. Este tipo de luces facilitan el trabajo de mantenimiento de los vehículos y proyectan la luz donde se necesite, incluso en espacios confinados con poca luz gracias a las potentes lámparas de inspección. Se trata de luces compactas fáciles de instalar y que tienen una gran duración además de proporcionar una gran iluminación.

Este fabricante apuesta por una gran variedad de lámparas LED de inspección y trabajo, fabricadas exclusivamente con materiales de alta calidad siguiendo unos estándares de calidad para equipos originales, se consigue que generen una luz natural de entre 6000 y 6500 K, esto favorece a que se puedan realizar los trabajos cómodamente y con la máxima concentración.

Los equipos electrónicos o de iluminación tienen que trabajar de una manera segura durante un largo período de tiempo y bajo condiciones ambientales adversas. El polvo y la humedad no se pueden evitar siempre, así como la presencia de cuerpos extraños. Las distintas clases de protección dictan hasta donde se puede exponer un aparato eléctrico sin ser dañado o sin representar un riesgo de seguridad.

Significado normativas IP e IK

En primer lugar queremos describir los significados de envolvente y grado de protección, ya que aparecerán durante la explicación de las normativas.

Envolvente: se trata del elemento que proporciona la protección del material contra las influencias externas y en cualquier dirección, la protección contra los contactos directos. También proporcionan la protección de las personas contra el acceso a partes peligrosas y la protección del material contra los efectos nocivos de los impactos mecánicos.

Grado de protección: se trata del nivel de protección proporcionado por una envolvente  contra el acceso a las partes peligrosas, contra la penetración de cuerpos sólidos extraños, contra la penetración de agua o contra los impactos mecánicos exteriores y que además se verifica mediante métodos de ensayo normalizados.

• Códigos IP: Es el sistema de codificación para indicar los grados de protección proporcionados  por la envolvente de un equipo, contra la penetración de sólidos extraños y contra la penetración de  agua.

El número que va en primer lugar, denominado como “primera cifra característica” indica la        protección de las personas contra el acceso a partes peligrosas (partes bajo tensión o piezas en movimiento que no sean ejes rotativos y análogos), limitando o impidiendo la penetración de una parte del cuerpo humano o de un objeto cogido por una persona y, garantizando simultáneamente, la protección del equipo contra la penetración de cuerpos sólidos extraños. Esta cifra va desde cero hasta seis, a medida que aumenta el valor de dicha cifra, éste indica que el cuerpo sólido que la envolvente deja de penetrar es menor.

El número que va en segundo lugar, denominado como “segunda cifra característica”, indica la protección del equipo en el interior de la envolvente contra los efectos perjudiciales debidos a la penetración de agua. La segunda cifra característica está graduada de forma similar a la primera, desde cero hasta ocho, a medida que aumenta este valor, la cantidad de agua que intenta penetrar en el interior de la envolvente es mayor y también se proyecta en más direcciones (cifra uno caída de gotas en vertical y cifra cuatro proyecciones de agua en todas direcciones).

Adicionalmente de forma opcional, y con objeto de proporcionar información suplementaria sobre el grado de protección de las personas contra el acceso a partes peligrosas, puede complementarse con el código IP con una letra colocada inmediatamente después de las dos cifras características. Estas letras adicionales (A, B, C o D), a diferencia que la primera cifra característica que proporciona información de cómo la envolvente previenen la penetración de cuerpos sólidos, proporcionan información sobre la accesibilidad de determinados objetos o de partes del cuerpo a las partes peligrosas en el interior de la envolvente.


En algunos casos, las envolventes no tienen especificada una cifra característica, bien porque no es necesaria para una aplicación concreta, o bien por qué no ha sido ensayada en ese aspecto. En este caso, la cifra característica correspondiente se sustituye por una “X”.


• Códigos IK: Es el sistema de codificación para indicar el grado de protección proporcionado por la envolvente contra los impactos mecánicos nocivos, salvaguardando así los materiales o equipos en su interior.

Este código se designa con un número graduado de cero hasta diez, a medida que el número aumenta indica que la energía del impacto mecánico sobre la envolvente es mayor. Este número siempre se muestra formado por dos cifras. A pesar de que este sistema puede usarse para la gran mayoría de los tipos de equipos eléctricos, no se pueden suponer que todos los grados de protección posibles les sean aplicables a todos los equipos eléctricos.

El grado de protección se aplica a la envolvente en su totalidad, si alguna parte de la envolvente tiene un grado de protección diferente, esto debe indicarse por separado en las instrucciones o documentación del fabricante de la envolvente. En la siguiente tabla se indican los diferentes grados de protección con la energía de impacto asociada a cada uno.

Las diferentes tipos de lámparas de inspección se podrían dividir en 4 grupos:

1. Philips LED Penlights Professional: Se trata de lámparas portátiles de diseño ergonómico y compacto de alta potencia.
2. Lámparas de trabajo LED multivoltaje (100~240V) CBL10: Se trata de lámparas de 330 lúmenes de alta potencia con un ángulo de apertura de 120º. Tamaño compacto, cable de 5 metros y gancho de giro de 360º.
3. Lámparas de trabajo LED sin cables: Se trata de lámparas de trabajo con baterías recargables, con ángulo de amplitud de apertura de 90º.

4. MDLS - Sistema de iluminación multidireccional: Se trata de lámparas diseñadas con carácter robusto y de uso manos libres, está compuesta por tres módulos multidireccionales que proporcionan una gran visibilidad.
Su uso puede ser tanto de caja de luz, como de foco o barra de luz. Su led Luxeon T de alta potencia tiene dos modos de luz, uno de 360 lúmenes y otro de 750 lúmenes. Tiene potentes imanes con cabezales giratorios y lentes ajustables.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...