jueves, 7 de febrero de 2019

Sustitución de pastillas de freno traseras de Mercedes Clase A

En el artículo de hoy, veremos el proceso para sustituir las pastillas de freno traseras de un Mercedes Clase A. Este modelo puede incorporar freno de estacionamiento eléctrico, por lo que, en caso de que la versión lo equipe, se requiere realizar un paso adicional durante el trabajo, el cual será descrito a continuación.

En primer lugar, echemos un vistazo a los principales componentes de frenada del eje trasero del vehículo:



Una vez tenemos los elementos localizados, comenzaremos con el paso anteriormente mencionado; se trata de poner las pastillas de freno en posición de montaje.

Ajuste de la posición de montaje a través del menú de taller del cuadro de instrumentos

Nota: durante el siguiente ajuste, no accionar el freno de servicio. De lo contrario, se daña el husillo en la pinza de freno.



1. Accionar el contacto. En la opción de menú “Viaje” deben mostrarse el kilometraje y el día.
2. Cerrar el capó del motor en caso de que se encuentre abierto.
4. Pulsar la tecla “recepción de llamada telefónica” y mantenerla pulsada; a continuación, antes de que transcurra 1 s, pulsar la tecla “OK” y mantenerla pulsada. Después de aproximadamente 5 s, aparece en la pantalla multifunción el menú de taller con los registros “Datos del vehículo”, “Test de rodillos”, “Cambio de los forros de freno” y “ASSYST PLUS”.
5. Pulsar repetidamente la tecla de dirección hacia abajo hasta que aparezca “Cambio de forros de freno” destacado en la barra de visualización y confirmar la selección con la tecla “OK”. En el visualizador multifunción aparecerá la indicación “Ajustar posición de montaje”.
6. Confirmar con la tecla “OK”. En la pantalla multifunción aparece el aviso “Posición de montaje alcanzada”.
7. Desconectar el encendido para impedir el abandono involuntario de la posición de montaje.

jueves, 31 de enero de 2019

Mantenimiento de la caja de cambios automática AJ0



¡IMPORTANTE!

Antes de realizar cualquier intervención en un vehículo equipado con el sistema Stop&Start, es imperativo respetar las consignas de seguridad.

Nota:

Poner imperativamente la palanca de mando en posición Parking al realizar un vaciado, un llenado o un control del nivel.

Nota:

El control del nivel se efectúa imperativamente a una temperatura de 40˚C ± 2º.

Nota:

Es preferible vaciar la caja de velocidades automática con el aceite caliente (a 60˚C como máximo) para eliminar el máximo de impurezas.



Vaciado

1. Etapa de preparación para el VACIADO

Poner el vehículo en un elevador de dos columnas.

Poner imperativamente la palanca de mando en posición Parking al realizar un vaciado, un llenado o un control del nivel.

Extraer:

Los tornillos del protector bajo el motor, el protector bajo el motor.

Colocar un recipiente de recuperación de aceite bajo la caja de velocidades.

2. Etapa de vaciado



Extraer:

  • El tapón de nivel (1).
  • El vertedor (2) con una llave hexagonal de 5mm.

Dejar escurrir el aceite de la caja de velocidades en el recipiente de recuperación de aceite.

Colocar el vertedor.

Apretar al par el vertedor 8Nm.

Colocar el tapón de nivel.

Apretar al par el tapón de puesta a nivel 8Nm.

martes, 22 de enero de 2019

Evolución de la generación de corriente en el automóvil (parte 2)

En la primera parte del articulo hemos visto la magneto , el plato magnético y la dinamo, la evolución en la generación de corriente eléctrica en los automóviles viene dada por la sustitución de la dinamo por un generador de corriente alterna, el ALTERNADOR.

En 1913 Bosch presenta el primer alternador con regulación de voltaje, en realidad este alternador formaba parte de un equipo de faros eléctricos para el automóvil, se diseñó como fuente de energía para la innovación de dichos faros eléctricos. El paquete de iluminación se empezó a fabricar en serie y estaba formado por: 2 faros, un alternador, una batería y un regulador de voltaje.

Pero fueron seguidos de numerosos productos consumidores y, como no, la introducción en 1914 del arrancador eléctrico.


Primer alternador de Bosch (1913) 

El alternador es pues, una fuente de alimentación confiable para los vehículos, cubren mayores requerimientos eléctricos del vehículo, cada vez son más eficientes, potentes y compactos y sirven para todo tipo de vehículos. Se implanta en todos los vehículos a partir de los años 60.

Desde los 4 amperios que proporcionaban los primeros alternadores hasta los de última generación que pueden llegar a los 250 amperios han sido necesarios unos estudios y desarrollo tecnológico muy importantes.
El alternador funciona porque está unido al giro del motor, casi siempre por una correa, y produce una corriente alterna.  A  diferencia con las dinamos, los alternadores suministran energía a bajas vueltas (la dinamo precisa de un mínimo de 1500 rpm para  empezar a suministrar energía) y los convierte en elementos muy efectivos en circulación urbana (el 65% de los desplazamientos son urbanos)  donde los consumidores no dejan de necesitar energía o hasta necesitan más.  

martes, 15 de enero de 2019

Evolución de la generación de corriente en el automóvil (parte 1)

Desde los primitivos vehículos con arranque a manivela hasta la actualidad, todos han necesitado y necesitan energía eléctrica para su funcionamiento. La evolución en este aspecto ha sido notable y en este artículo la ilustraremos.

Nos tenemos que remontar a finales del siglo XIX cuando se inventó la MAGNETO. Se trata de un generador de alta tensión,  que suministra la energía eléctrica necesaria para que salte la chispa en las bujías y provoquen el encendido del motor sin necesidad de una batería.




El movimiento mecánico del motor se transmite por medio de una correa, cadena o cascada de piñones a la magneto y esta lo transforma en energía eléctrica de baja tensión que se transformará en alta por medio de una segunda bobina interna y se distribuirá a las bujías en el momento y orden necesarios.

Hay dos tipos de magnetos de alta tensión, de inducido fijo e imán  giratorio y de inducido giratorio. El primer tipo es el que se empleó mayoritariamente en los automóviles y el segundo en las motocicletas tomando el nombre de plato magnético.


Plato magnético de motocicleta

La magneto en los automóviles se usó hasta los años 20 y se siguió utilizando en vehículos de competición hasta 1950 evitando así el peso de las baterías.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...