viernes, 22 de noviembre de 2019

Funcionamiento de un taqué

Se denomina taqué o empujador, a la pieza que está interpuesta entre la leva y el vástago de la válvula. Su función consiste en seguir el perfil de la leva y transmitirlo a la válvula para su desplazamiento, haciendo el trabajo de apertura y cierre de los conductos de manipulación de gases del motor.

Principalmente, el vástago de la válvula aumenta su longitud al calentarse una vez puesto en marcha el motor, los mecanismos de accionamiento de las válvulas por tanto deben tener la característica de permitir esté fenómeno para que la válvula no quede apretada contra el empujador y no pueda cerrar completamente.
 >El fabricante INA es el mayor proveedor mundial de la industria del automóvil en el segmente de los taqués de válvula.

Antiguamente los taqués eran mecánicos y rígidos, para resolver el problema que hemos comentado, se resuelve dejando una pequeña holgura entre el vástago de la válvula y el empujador, la cual se reduce durante el funcionamiento del motor. Cabe destacar que esta pequeña holgura, cuando el motor se encuentra frío produce un nivel de ruido característico además de que produce un cierto desgaste, la holgura debe revisarse y corregirse frecuentemente.

Para evitar todos estos inconvenientes, se empezaron a fabricar los taqués hidráulicos, de diferentes formas pero con un principio de funcionamiento igual para todos ellos.
>Funcionamiento de un taqué hidráulico

Se consigue un accionamiento rígido y un comportamiento de respuesta de las válvulas de gran rapidez.


Existen diferentes tipos, pero todos comparten la misma función: mantener lo más reducido posible el juego existente entre el árbol de levas y las válvulas, generado por el desgaste y la dilatación térmica, y posibilitar así que la fuerza se transmita de manera segura.

Ventajas: 

• No necesita revisión periódica.
• Reducción del ruido del motor en frío.
• Compensa de manera automática el desgaste del mecanismo.
 Desventajas:

• Si queda suciedad atrapada en la válvula de retención puede producir fugas internas en el taqué.
• Un desgaste excesivo entre el émbolo y el cuerpo del taqué puede producir una fuga excesiva, generando ruidos en el taqué.
• Los taqués pueden generar ruido debido a problemas de presión de aceite.
• Pueden atascarse si quedan atrapados restos de barniz entre el embolo y el cuerpo del taqué (puede corregirse utilizando aditivos).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por su interés y su comentario!
Procederemos a revisar su comentario y lo publicaremos en las próximas 48h laborales.
!Que tenga un buen día!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...