miércoles, 14 de mayo de 2014

Fallas en rodamientos


Las principales causas de un final prematuro de vida en los rodamientos son: lubricación inadecuada, contaminación, sobrecarga excesiva, uso incorrecto y/o una manipulación o instalación incorrecta.







La estadística referente a las causas del final prematuro de estos elementos es la siguiente:

ráfico sobre las causas de degradación prematura de rodamientos
Gráfico sobre las causas de degradación prematura de rodamientos

Un final prematuro de vida de los rodamientos supone un gasto adicional para el cliente, ya que es una pieza que debería tener una vida útil suficientemente larga como para aguantar la vida del vehículo, aunque por los motivos nombrados anteriormente, no siempre sucede así.


CONTAMINACIÓN:

Rodamiento contaminado por partículas externas
Rodamiento contaminado por partículas externas
La contaminación por partículas externas puede provocar problemas en el correcto funcionamiento de los rodamientos.

El polvo, suciedad o todo tipo de partículas externas pueden afectar a la lubricación de los rodamientos.

El agua es un agente contaminante particular; una cantidad del 1% de agua en la grasa o aceite puede significar la reducción de vida útil del agente lubricante. La humedad y la contaminación de agua producen un ataque químico y corrosión en los rodamientos.



LUBRICACIÓN INADECUADA:

Rodamiento dañado por lubricación inadecuada
Rodamiento dañado por lubricación inadecuada
Una lubricación inadecuada es el principal motivo por el que un rodamiento se fatigue de forma rápida. La lubricación inadecuada puede ser por: sobrellenado, llenado insuficiente, especificación incorrecta, mezcla de varios lubricantes, incompatibilidad, incorrecta lubricación e irregularidades en los intervalos de sustitución (rodamientos de agujas, semi-cojinetes cigüeñal), deterioro de la grasa o aceite, agua y partículas contaminantes.

El fabricante ha de ser capaz de seleccionar el tipo de lubricante en función del rodamiento y del uso al que se va a destinar.

Los daños producidos por una lubricación pobre pueden tener los siguientes síntomas:

a)     Decoloración u oscurecimiento: este aspecto del rodamiento es debido al contacto de metal-metal a altas temperaturas. En casos leves el descoloramiento en las pistas y en los rodillos es común, al tratarse de superficies de contacto entre sí. En casos extremos, el calor descolora el propio metal.

Decoloración del rodamiento por falta de lubricación
Decoloración del rodamiento por falta de lubricación

b)   Rayadas: es un inicio de un serio problema de lubricación, ya sea por una falta de lubricación o por una temperatura excesiva a la cual el lubricante no puede mantener la película lubricante. En ambos casos se requiere atención inmediata. Estas rayadas tienen aspectos como de corte del metal.

Degradación del rodamiento con desprendimiento de material

El calor provocado por altas temperaturas localizado en un punto determinado, puede provocar además una deformación de la geometría del rodamiento, lo que deviene en rodillos asimétricos una destrucción de la jaula, una transferencia de metal, pérdida de par y potencia y un contacto del rodamiento inadecuado.

c)   SobrecargaLa sobrecarga en los rodamientos puede ser provocada por exceso de carga, una velocidad excesiva de giro, temperatura elevada, funcionamiento incorrecto o desajuste  Cuanto mayor sea esta sobrecarga más se acorta la vida útil del rodamiento.  

Rodamiento dañado por sobrecarga
Rodamiento dañado por sobrecarga

Los síntomas de una sobrecarga son: ruido, vibraciones, aumento anormal de temperaturas, virutas metálicas y una disminución de su rendimiento.

 El rodamiento debe ser sustituido siempre que se detecte algún síntoma de sobrecarga, con el fin de evitar serios daños posteriores (fracturas en los propios rodamientos o en sus guías, deformación y rayadas).



INCORRECTA MANIPULACIÓN E INSTALACIÓN:

Los técnicos deben conocer los métodos adecuados para la instalación de rodamiento así como disponer de las herramientas necesarias.

Otro daño prematuro en el rodamiento puede ser provocado por un incorrecto almacenamiento. Antes de realizar su instalación, el técnico debe asegurarse de que el rodamiento suministrado debe estar en un embalaje anticorrosivo y en buen estado.

Durante la instalación, el técnico debe tener limpias todas sus herramientas. La capa de lubricante que dispone el rodamiento suministrado debe mantenerse, no debe eliminarse. 
Daños por defecto de montaje
Daños por defecto de montaje


Una mala manipulación o el uso de herramientas inadecuadas pueden provocar una/s rebaba/s cuyo efecto es un asiento incorrecto, lo que puede aumentar la tensión de contracto en un punto determinado, acortando la vida útil del rodamiento de forma exponencial, al estar sometido a una carga irregular, a un incremente del par e incluso a una temperatura excesiva.

No hay que olvidar que muchos rodamientos son fabricados de acero, bronce o latón, por lo tanto podría dañarse fácilmente sin una correcta manipulación.


CONSEJOS

En la actualidad, los daños en los rodamientos cada vez menores gracias a las mejoras de diseño, a la formación de los técnicos y de los vendedores, pero siempre es de gratitud conocer las causas más comunes de sus daños y cómo prevenirlas.

Tener una lubricación adecuada y buen aislamiento de agentes contaminantes, evitar sobrecargas y una correcta manipulación es esencial para alargar su vida útil y evitar daños mayores.

Para reducir su contaminación se muestran dos consejos prácticos:

a)    Cuando se realiza una inspección de un rodamiento, es aconsejable limpiar la zona próxima a él, para evitar agentes contaminantes.

b)    Cuando se reemplace un rodamiento, también se ha de mantener limpia la zona próxima a su ubicación, así  el lugar donde va ubicado. Se aconseja dar una pequeña capa de aceite al rodamiento antes de su instalación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...