martes, 2 de agosto de 2016

Ver más significa más seguridad

La iluminación es uno de los sistemas donde los fabricantes de automóviles están aplicando las tecnologías más avanzadas, mejorando en la seguridad tanto de los propios conductores como de los usuarios de las diferentes vías y carreteras.

Tras aplicar diferentes sistemas de iluminación como  las lámparas de descarga de gas, más conocidos como luces de Xenón, pasando por los Bixenón, faros adaptativos, etc. ha entrado con mucha fuerza la iluminación por LED, del acrónimo en Inglés -  Lihgt Emitting Diode - ¨diodo emisor de luz¨. 

Dentro de los usos más comunes de la iluminación por LED en los automóviles encontramos la iluminación de conducción diurna DRL (del Inglés Daytime Running Lamp), luces de freno, señalización, incluso en la iluminación en el interior del habitáculo.

El uso de la iluminación por LED más actual la encontramos en la nueva generación de faros que están implementando marcas como por ejemplo Opel y Audi que denominan iluminación de Led Matricial.


El objetivo de este tipo de faros:

Conducir el máximo tiempo posible con las luces de carretera o ¨largas¨ activadas y lo más importante, controlar la dirección y la profundidad del haz de luz en todo momento, teniendo en cuenta a los vehículos que nos preceden y a los que vienen en sentido contrario.



Los faros LED son gestionados electrónicamente por una Unidad de Control que con la ayuda de una cámara situada en el parabrisas a la altura del espejo retrovisor detecta cuando el vehículo abandona la zona urbana y automáticamente se conectan las luces de carretera. 

La misma cámara detectará luces de tráfico por delante o en sentido contrario, e informará a la Unidad de Control de dicha situación y ésta desactivará los LEDS necesarios para no deslumbrar y por otra parte mantendrá lo más iluminada posible la carretera y sus alrededores.

En el siguiente vídeo podemos ver con detalle el funcionamiento del sistema, donde realmente se aprecian las ventajas de conducir un vehículo que ¨ve¨ la carretera. 


La mejora en la seguridad aumenta considerablemente para el conductor y los demás usuarios de la carretera. 

La iluminación es casi perfecta, la vida útil de los faros es larga en comparación a los faros de xenón o halógenos, no necesita mecanismos de movimientos en el interior del faro y cómo hemos visto en el vídeo, se encienden y se apagan según la situación, resumiéndose en una auténtica revolución de la iluminación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...