miércoles, 26 de diciembre de 2018

Glslaved

Existen diferentes tipos de neumáticos según sus características constructivas, la forma del dibujo de su banda de rodadura, o el tipo de utilización para el que son desarrollados. Hoy vamos a hablar sobre la clasificación según su construcción, su inflado.

Clasificación según su construcción

Esta clasificación se debe a la naturaleza del diseño y disposición constructiva del neumático. Según sea su construcción interna existen tres tipos de neumáticos:

Diagonales

Se componen de capas de tejido alternas y cruzadas colocadas diagonalmente en la carcasa, formando un ángulo que suele estar entre 40 y 45 °. La superposición de las capas (entre seis y ocho para un neumático de turismo, y hasta 12 en uno de camión), que van de lado a lado y se encuentran por tanto en los flancos y en la cima del neumático, aporta una gran rigidez, pero su punto débil es la estabilidad lateral. Este neumático era el más utilizado hasta la aparición del neumático radial a mediados de la década de los años 50. Hoy en día son utilizados en camiones y vehículos industriales.


Radiales

En este tipo de neumático, la armadura se compone de capas de tejido colocada en forma radial, es decir, colocándose unas sobre otras en línea recta directamente de un talón a otro del neumático. Esta configuración forma una especie de "tubo" que da forma a la carcasa, y se remata en su parte superior por telas de cables metálicos cruzadas. Así, el flanco es más ligero y aporta mayor flexibilidad, con ventajas añadidas en duración y seguridad al calentarse menos y garantizar mayor área de contacto con el suelo que los neumáticos diagonales. En la actualidad, prácticamente todos los neumáticos de turismo son neumáticos de tipo radial.




 Autoportante

En esta construcción, las capas de material se colocan unas sobre otras en línea recta, sin sesgo, también en los flancos. Este sistema permite dotar de mayor resistencia a la cubierta aunque es menos confortable por ser más rígida, se usa en vehículos deportivos y tiene la ventaja de poder rodar sin presión de aire a una velocidad limitada, sin perder su forma. Un claro ejemplo de este neumático es el denominado Run Flat o antipinchazos.




Clasificación según su inflado

Esta clasificación se debe a la forma de almacenar el aire de inflado en el interior del neumático existiendo dos tipos:

Neumáticos tubetype (TT)

Son aquellos que requieren una cámara de aire y una llanta específica para ello. La cámara está ubicada entre la llanta y la cubierta y está fabricada de caucho blando. Entre la cámara y la llanta se monta un protector. Actualmente los neumáticos con cámara han sido reemplazados por los neumáticos sin cámaras, ya que tienen la desventaja de que en caso de pinchazo el aire se pierde muy rápidamente y tienen un elevado riesgo de reventón frente a los neumáticos sin cámara. Se utilizan en algunos 4x4, remolques, motocicletas, y vehículos agrícolas.



Neumáticos tubeless (TL)

Estos neumáticos no emplean cámara. Para evitar la pérdida de aire tienen una parte en el interior del neumático llamada talón con  unos aros de acero en su interior que evitan que se salga de la llanta. La llanta debe ser específica para estos neumáticos. Es el tipo de neumático mas empleado en la actualidad.

La ventaja de estos neumáticos, además de su sencillez en el montaje, es que en caso de pinchazo no se produce una pérdida de presión repentina, mantienen mejor la presión del aire y, al estar el aire dentro del neumático en contacto directo con la llanta, se mejora la emisión del calor, por lo que sufren menos de problemas de temperatura a velocidades altas.

Clasificación según el clima de utilización

Según la estación de utilización para la que están diseñados, existen neumáticos de verano, neumáticos de invierno y los denominados "All season" o "todo tiempo".

Neumático de verano

Un neumático de verano puede utilizarse en cualquier época del año, pero su diseño y sus características constructivas están optimizadas para incrementar la adherencia en asfaltos con altas temperaturas, reducir la resistencia a la rodadura y permitir una conducción más suave y precisa en épocas sin nieve.


Neumático de invierno

Los neumáticos de invierno cuentan con compuestos especiales para mejorar el agarre a bajas temperaturas, y una banda de rodadura con unas laminillas que se agarran a la nieve. Son sustitutivos de las cadenas, pero  no son neumáticos para utilizar sólo en carreteras nevadas. Sus prestaciones son mejores que las de cualquier otro tipo de neumático cuando hay lluvia o la temperatura exterior es inferior a los 7 °C.



Neumático "All Season"

También se denominan neumáticos "todo tiempo". Estos neumáticos no llegan a ofrecer las prestaciones de los neumáticos de invierno en carreteras nevadas o heladas, pero aportan más ranuras y mayor profundidad en el dibujo que un neumático de verano, para conseguir un buen compromiso para usuarios que conducen en zonas invernales donde la temperatura exterior no es muy baja y las temporadas de nieve son breves. Proporcionan más seguridad con climas fríos que los de verano, y unas prestaciones correctas cuando hace calor.


El fabricante nórdico de neumáticos Gislaved, con 110 años de experiencia en fabricación de neumáticos, ofrece una gama de neumáticos que satisface las máximas exigencias en seguridad. En su catálogo ofrece neumáticos de verano y una amplia gama de neumáticos de invierno para vehículos turismo, SUV y furgonetas. Para más información.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...