viernes, 15 de julio de 2022

Diagnóstico de averías en árboles de transmisión longitudinales

Los árboles de transmisión longitudinales trabajan todo el tiempo que el vehículo está en movimiento, transmitiendo el par de tracción a las ruedas o el de retención al motor.

El correcto desempeño de su función y longevidad dependen básicamente de la lubricación de las juntas cardán y el buen estado del disco flector, puesto que son elevadas las velocidades y presiones de trabajo y ciertamente limitadas las superficies de contacto.

El diagnóstico de averías se hace comprobando visualmente los elementos desde los bajos del vehículo. Alguna de las comprobaciones se debe realizar con la ayuda de un segundo operario, frenando las ruedas a la vez que se aplica par de transmisión en sentido alterno (hacia delante/detrás). Para ver las holguras, se debe marcar con una línea todos los elementos.

Su principal problema es la aparición de holguras por desgaste y la dureza mecánica por falta de lubricación. La holgura en los discos flectores de las transmisiones longitudinales origina ruidos, especialmente en los momentos de cambio de carga (empuje / retención) y es fuente de vibraciones en los momentos de giro sin transmisión de fuerza (marcha por inercia).

La dureza en el deslizamiento de absorción angular o de longitud se percibe como chirridos y crujidos en los cambios de carga o al iniciar la marcha y por el recalentamiento excesivo de los componentes. Se puede diagnosticar levantando el vehículo y rotando los componentes de la transmisión a mano.

Los defectos de equilibrado se perciben como zumbido y vibración de la carrocería en la zona cercana al componente especialmente a un determinado régimen de trabajo (frecuencia de resonancia) independientemente de la transmisión de par.

En caso de no haber marcado antes para la comprobación, se debe marcar el alineado de los componentes de los árboles, antes de su desmontaje, para volver a montarlos en la misma posición en el montaje, ya que cualquier variación alteraría el equilibrado.


La reparación de los árboles de transmisión longitudinales se centra normalmente en la sustitución de los componentes como son las juntas cardán, los discos flectores o los fuelles guardapolvos que puedan proteger las articulaciones. En caso de fisuras, abolladuras o rotura del árbol se debe sustituir por completo. Ruville dispone de un amplio surtido de componentes para el tren rodante de gran calidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por su interés! Les agradeceríamos que no se aprovecharan de nuestro blog para publicitar sus productos o servicios. Cualquier comentario publicitario será eliminado. !Que tenga un buen día!

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Quieres seguir nuestro Blog? ¡Fácil! Clica en el botón