viernes, 2 de octubre de 2020

Comprobación de rótulas

 Son elementos de unión entre las masas no suspendidas de los vehículos y su masa suspendida o chasis que a diferencia de los ejes, permiten el movimiento en los tres ejes, facilitando la variación de posición de los componentes encargados de realizar las funciones de control de la trayectoria, tracción y suspensión del vehículo.


Existen dos tipos de rótulas, de carga y seguidoras. Las de carga pueden ser de compresión o de tensión dependiendo de cómo reciben la fuerza y son las que reciben la mayor parte del esfuerzo y peso del vehículo. En cambio las seguidoras, como su nombre indica, siguen el movimiento sin participar de forma directa en las fuerzas de carga o sustentación.

Están formadas por un pivote o perno de cuerpo cónico y cabeza esférica recubierta por un casquillo de plástico de bajo coeficiente de fricción que se fija al cuerpo por un anillo. La unión entre ambos elementos se lubrica con grasa y protege de los agentes meteorológicos y la suciedad por un fuelle de goma. En la extremidad del perno se mecaniza una rosca que permite su unión por apriete a otra pieza de sujeción (mangueta, chasis, barra estabilizadora) mediante una tuerca normalmente autoblocante.



En algunos vehículos podemos encontrar rótulas cuyo anclaje se asegura por medio de un taladro por el que se hace pasar un pasador.



En muchos vehículos 4x4 e industriales, por el gran peso y esfuerzo que soportan, las rótulas incorporan un engrasador para alargar su vida útil. Particularmente en los vehículos 4x4 pensados para pasar por caminos de tierra y agua y con grandes recorridos de suspensión las rótulas suelen perder la grasa y llenarse de suciedad o agua con mayor frecuencia. La introducción de grasa nueva a través del engrasador durante los mantenimientos del vehículo  expulsa la suciedad y lubrica de nuevo el conjunto para evitar la corrosión y el desgaste.



¿Cuándo cambiar una rótula?


Se deben cambiar cuando el fuelle está roto, ya que puede entrar tierra u otro elemento no deseado que acabara dañándola. La fricción entre el cuerpo y el perno desgasta el metal y el plástico provocando holguras y ruidos durante el funcionamiento, que dificultan el guiado del vehículo y comprometen su seguridad.

¿Cómo comprobar una rotula?


Para comprobar en condiciones estáticas el movimiento axial de las ruedas que se puede producir durante la circulación al acelerar y frenar hay que levantar el vehículo y con las propias manos, colocándolas como en un reloj la izquierda a las 9 y la derecha a las 3, balancear la rueda y verificar si se produce un movimiento indebido o ruidos anormales. Efectuar la misma comprobación pero colocando las manos a las 12 y a las 6 para comprobar la holgura en sentido vertical.

Para comprobar la rótula de dirección se puede efectuar manualmente el movimiento vertical y/o con la primera comprobación, siempre observando y escuchando su comportamiento. 

Para comprobar la rótula de suspensión, con ayuda de una palanca comprobar el movimiento vertical de la rótula hacia abajo, para ello colocar la palanca entre la base donde está alojada la rótula y la superficie donde va collada, efectuar la fuerza de manera que la pieza donde esté la base se desplace hacia el exterior. Para comprobar el movimiento vertical hacia arriba es necesario un gato hidráulico, con ayuda de este levantar poco a poco el trapecio y observar el comportamiento de la rótula y del muelle del amortiguador, si se ha movido el trapecio pero el muelle no, quiere decir que hay un movimiento producido por la rótula y por lo tanto es defectuosa.

   


Otra manera de comprobar las rotulas de suspensión es con ayuda de una palanca de detección de holguras, se coloca esta palanca debajo de la rueda y se mueve la palanca, si alguna rótula está en mal estado se podrá visualizar y escuchar.

Una manera auditiva de comprobar si hay holgura en una rótula es circular por un camino de tierra muy bacheado o de adoquines, el movimiento continuo de la suspensión advertirá de este juego.

Siempre que se cambie una rótula de dirección y con ciertas rotulas de suspensión hay que efectuar el alineado de la dirección. En el caso de aflojar cualquier tuerca autoblocante de una rótula, es obligatorio cambiarla, ya que pierde sus propiedades de apriete.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por su interés y su comentario! Disculpe las molestias, no solemos responder comentarios, pero estamos seguros que los demás lectores lo harán
!Que tenga un buen día!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...