martes, 15 de noviembre de 2016

Válvulas de descarga del turbocompresor (Blow off)

Hoy en día no es difícil ver vehículos por la calle que al soltar el acelerador se escucha un silbido de descarga de aire a modo de “Pshhhhh”. 

La moda de este tipo de válvulas, llego del Tuning gracias a películas como la saga A todo gas. 

Los vehículos que la montan generalmente suelen ser de carácter deportivo y conducidos por jóvenes. 


¿Qué son y para qué sirven?

La válvula de descarga es una válvula mecánica que se coloca en los motores sobrealimentados entre el elemento compresor y los conductos de admisión. 

Su función es evitar que la presión en el colector de admisión pueda superar un determinado valor y dañar los componentes del motor.


Esto sucede en los momentos en los que la mariposa de admisión está cerrada pero el turbo compresor sigue girando por su propia inercia y sigue dando sobrepresión, un ejemplo de ello es en los cambios de velocidad.

En el momento que se cambia de velocidad, se suelta el acelerador para desembragar el motor, en este momento la mariposa se cierra impidiendo el paso al aire dentro del cuerpo de admisión, donde se provoca una depresión causada por el movimiento de los cilindros. 

En este momento, el turbocompresor sigue girando por su propia inercia emitiendo flujo de aire por encima de la presión atmosférica, pero al no tener por donde salir, este aire se bloquea en el tramo entre el turbocompresor y el cuerpo de la mariposa creando una sobrepresión en este conducto. 

Esta sobrepresión también es ejercida sobre la turbina, lo que provoca una fuerza inversa al movimiento del turbo pudiendo dañar las aspas de éste. Pasa solventar este problema se instalan estas válvulas, el cual es un simple mecanismo que libera la sobrepresión al exterior, emitiendo así ese silbido característico de descarga de aire.

¿Qué motor puede montarla?

Estas válvulas únicamente pueden ser instaladas en vehículos gasolina sobrealimentados con un turbocompresor, ya que su función es la de descargar la sobrepresión de aire que genera el turbocompresor al cerrar la mariposa de gases.

Para estos motores existen dos tipos diferentes de instalación en función de si el turbocompresor monta de serie una válvula Bypass o de recirculación de aire o no.



En el caso de los motores diésel sobrealimentados TDI, se dificulta su instalación ya que éstos carecen de mariposa de gases o si la portan, únicamente tienen la función de realizar la parada suave del motor por lo que en su funcionamiento normal siempre está abierta. 

Para este caso, existen unas válvulas de descarga electrónicas con conexión eléctrica para su apertura, pero su función únicamente es para hacer ruido.

Los vehículos con motor atmosférico no pueden montar este tipo de válvulas ya que carecen de sobrepresión de aire, pero existen en el mercado unos altavoces eléctricos que se activan mediante un interruptor que se instala en el pedal del acelerador o en la mariposa. 

La finalidad de este altavoz es la de hacer el ruido simulando una válvula de descarga.
¿Cómo se instala?

 Motores gasolina turboalimentados sin válvula de recirculación de aire

Para los motores sin válvula de recirculación de aire, la válvula de descarga se monta en el tramo de admisión entre el turbocompresor y la mariposa de gases. 

En este tipo de instalación hay que adaptar este tramo de la admisión para poder intercalar la válvula. Por último, en la parte superior de la válvula existe un racor de tubería para conectar un tubo después de la mariposa donde se crea la depresión.



Motores gasolina turboalimentados con válvula de recirculación de aire


La instalación de la válvula en este tipo de motor es la más sencilla de todas. 


Este tipo de motor con válvula de recirculación de aire en el turbocompresor suelen ser de pequeña cilindrada como los TSI del grupo VAG, los TCe de Renault, los THP de Peugeot, motores PureTech de Citroën, motores EcoBoost de Ford…



Este tipo de válvulas se instalan en la propia válvula de recirculación de aire del turbocompresor. 

Para ello hay que quitar los tonillos de la válvula, extraerla y montar la válvula de descarga en su lugar. 

Por último, Hay que volver a poner la válvula de recirculación en la nueva válvula de descarga y atornillarlo todo con los 3 tornillos largos que se incorporan al comprar la válvula de descarga. 



Motores diésel turboalimentados

La instalación de la válvula en un motor diésel es parecida a la de los motores gasolina turboalimentados sin válvula de recirculación de aire. La válvula de descarga hay que intercalarla entre el turbocompresor y el colector de admisión, y en caso de llevar intercooler hay que instalarla después de éste. Al carecer de zona de depresión al no tener la mariposa de gases, el tubo de depresión se conecta a una electroválvula incorporada en el kit.

La electroválvula tiene una conexión eléctrica y 2 tomas de aire, una de las tomas va conectada a la válvula de descarga y la otra va conectada a la bomba de depresión del motor. Para conectarla a la bomba de depresión hay que intercalar una T para poder conectar esta toma de depresión.

Por último, la conexión eléctrica de la electroválvula va a una unidad de mando, de la cual salen varios cables para conectar a positivo de 12 V, masa y para puntear la señal del pedal del acelerador electrónico.

Esta unidad de mando detecta el rango de 0 a 5 V del recorrido del pedal del acelerador. En el caso de soltar el pedal del acelerador detecta ese cambio de tensión y en ese momento actúa sobre la electroválvula para poder abrir la válvula de descarga.

Hay tres cables eléctricos diferenciados por colores:

El cable rojo es para positivo 12 V.

El cable negro es para la masa.

El cable amarillo es para puntear el cable de señal del sensor del pedal del acelerador de 0-5 voltios.



Motores atmosféricos

El altavoz para este tipo de motores puede colocarse en cualquier sitio del vehículo, generalmente se suele instalar en el compartimento del motor. El altavoz es pequeño con unas medidas aproximadas de 10 cm de altura por 12 cm de anchura. En el kit se incluye el altavoz con las conexiones eléctricas, los soportes y tornillos para el interruptor y el altavoz y el interruptor.

Hay cuatro cables eléctricos diferenciados por colores:

El cable rojo es para positivo 12 V.

El cable negro es para la masa.

El cable verde es para el interruptor.

El cable azul es para el interruptor.

Una vez instalado el altavoz y conexionado a positivo y negativo, se procede a la instalación del interruptor. 

El interruptor consta de tres conexiones eléctricas, una para el cable verde y dos para el cable azul. Dependiendo donde se coloque el cable azul el altavoz se activará al pulsar el interruptor o al soltar el interruptor una vez pulsado. 

Este interruptor se instala en el pedal del acelerador para que al pisarlo y luego soltarlo, el interruptor se accione y el altavoz emita el sonido de simulación de la válvula de descarga.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...