martes, 13 de junio de 2017

Comprobación del sensor de desgaste de las pastillas de BMW

En el siguiente post explicaremos el funcionamiento y las comprobaciones a realizar en el sensor de desgaste de las pastillas de freno del grupo BMW-Mini, concretamente el que se utiliza en los modelos equipados con CBS de cuarta generación.


El CBS (Condition Based Service) es el software de mantenimiento de a bordo que, partiendo de un valor preestablecido, utiliza diferentes sensores y unidades de control para registrar las condiciones de uso del vehículo y calcular el tiempo restante para los intervalos de mantenimiento. Una vez que se ha alcanzado alguno de los intervalos programados, se visualiza mediante un testigo en el cuadro de instrumentos o en la pantalla de la consola central.

Tras realizar la operación de mantenimiento debemos reiniciar el intervalo de mantenimiento para que el contador vuelva a cero y desaparezca el testigo. 


Para ello se deben cumplir las siguientes condiciones:
Haber recorrido como mínimo el 80% del intervalo de mantenimiento a reiniciar.
En caso contrario se mostrará la indicación “OK” y no será posible realizar el reset manualmente, siendo posible únicamente empleando el útil de diagnosis para corregir los datos memorizados.
La fecha de a bordo debe estar bien ajustada, al modificar la fecha se deberán comprobar nuevamente los intervalos de mantenimiento por su posible variación.
En caso de tratarse del mantenimiento de las pastillas de freno, además debe cumplir otro requisito:
El sensor de desgaste de las pastillas de freno debe estar intacto.
Este último requerimiento viene condicionado por el funcionamiento del sensor. Dicho sensor está formado interiormente por dos filamentos unidos en sus extremos, derivados a masa por uno de ellos y conectados a la unidad de DSC por el otro.

Si el sensor no ha sufrido ningún desgaste, la tensión enviada por la unidad pasa por el filamento sin resistencia. Al reducirse el grosor de las pastillas, el sensor hace contacto con el disco y comienza a desgastarse de igual manera hasta cortar el primer filamento. En dicho instante la tensión pasa por el filamento de la resistencia, indicando a la unidad el desgaste parcial de las pastillas y quedando memorizado en la unidad, haciendo necesaria la sustitución del sensor. Cuando la pastilla llega al grosor mínimo, el desgaste del sensor es tal que rompe el segundo filamento, momento en que la unidad detecta el circuito abierto y enciende el testigo de sustitución de las pastillas.

En caso de sustituir las pastillas antes del intervalo de servicio marcado como consecuencia de otra operación, por ejemplo la sustitución de un disco, se recomienda la comprobación del sensor para no llevar a error al sistema y que muestre el aviso de forma correcta.

Esto puede ocurrir al mantener el sensor y que este ya haya superado el primer filamento, por lo que el contador de intervalo seguirá corriendo. Como caso contrario, puede que se sustituya el sensor sin ser necesario, abultando la factura del cliente y haciéndolo reticente a volver al taller.


Así pues, teniendo en cuenta el funcionamiento del sensor, las comprobaciones a realizar consisten en verificar el estado de los filamentos del sensor:
Primero, desconectaremos el sensor.
Posteriormente, utilizaremos un multímetro en escala de ohmios y mediremos la resistencia existente entre los dos terminales del sensor.
- Si la resistencia medida es de 5 ohmios o inferior, indica que el primer filamento está en buen estado y no es necesario reemplazar el sensor.
- Si la resistencia es de 470 ohmios (sensor parcialmente gastado) o superior (circuito abierto), es necesario sustituir el sensor.

Tras la sustitución del sensor será necesario reiniciar el intervalo de mantenimiento realizado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...