jueves, 15 de febrero de 2018

Contaminación: Más de lo mismo

Primero se descubre la manipulación de los sistemas de gestión de 11 millones de vehículos del Grupo VAG para que las emisiones sean correctas en las pruebas de homologación, ahora aparece en televisión y en algún medio de comunicación en papel acusan a varios constructores de vehículos alemanes de hacer pruebas con humanos y monos para demostrar al mundo que las emisiones de sus motores diesel no son tan perjudiciales, que todo era una farsa o al menos una exageración.
Por lo visto, según el periódico El Mundo:”se sometió a 25 personas encerradas en una habitación a respirar dióxido de nitrógeno durante horas y también se expusieron a la inhalación de estos gases a 10 monos” para intentar demostrar que las emisiones de los motores diésel no son tan dañinas como se cree.

Viendo que se trata de empresas alemanas y los métodos que han usado me da la sensación de haber retrocedido más de 70 años en el tiempo. No quiero ni pensar en las cosas que se hacen y no nos enteramos.



El impacto de estos óxidos de nitrógeno en los seres humanos por inhalación se produce en las vías respiratorias (produciendo irritabilidad) y también en la circulación sanguínea. 


Es posible que después de estos nefastos ensayos hayan podido demostrar que son repercusiones leves, pero el problema no es solamente este, los NOx que emiten los motores diésel van a la atmósfera y se van a mezclar con agua, tanto sea lluvia, nieve o niebla, y se va a producir una reacción química  por interacción  transformándose en ácido nítrico (HNO3 ) que llegará a la superficie terrestre en forma de LLUVIA ÁCIDA.
Esta lluvia ácida perjudica y mucho a los vegetales y a las reservas de agua (pantanos, lagos y ríos) que van a servir de regadío a los cultivos, dificulta la vida acuática, aumentando la mortalidad de peces y también causa graves daños a las zonas forestales. 

El agua de lluvia normalmente tiene un pH de 5,5 aproximadamente causado por la presencia de CO2 (otro de los gases que emiten en cuantía elevada los vehículos) formándose ácido carbónico. Si este valor de pH es por debajo de 5, se considera lluvia ácida y esto ocurre cuando en el aire hay ácido nítrico o ácido sulfúrico.


Cuando el cuerpo humano detecta algún elemento extraño tanto en el aire que respira como en los alimentos que consume o simplemente por contacto con la piel, reacciona de distintas formas  produciendo alergias a dichos elementos.
No se han preguntado nunca…¿Por qué en la actualidad existen muchas más alergias que hace 50 años?

No es solamente irritación en las vías respiratorias como querían demostrar estas empresas, hay muchas y muy variadas consecuencias producidas por las emisiones de este tipo de vehículos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...