viernes, 28 de septiembre de 2018

Averías y diagnóstico de las juntas homocinéticas

Hace ya un tiempo, publicamos un artículo técnico sobre la constitución y finalidad de las juntas homocinéticas. En el post de hoy, os contaremos de qué depende su durabilidad, los daños que se ocasionan en los mismos y cómo detectarlos gracias a la información aportada por Ruville, del grupo Schaeffler.


Kit de reparación de una junta homocinética

Durabilidad de las juntas homocinéticas

La vida útil de las juntas homocinéticas depende esencialmente de las condiciones de trabajo del vehículo y de la propia junta. Estas condiciones suelen verse alteradas por averías en otros elementos del vehículo o un montaje incorrecto de la misma.

Según un estudio realizado por Ruville, sólo el 4% de las averías son consecuencia de golpes o del desgaste regular de las piezas, mientras que un 8% se debe a la ruptura del guardapolvo y a la pérdida de grasa y otro 8% es causado por un montaje incorrecto.

Sin embargo, el 80% restante de las averías son resultado de una alteración en la posición de trabajo del palier o semieje. Dicha alteración suele ser causada por el deterioro de los soportes del motor y/o la transmisión, un centrado incorrecto del motor (también como consecuencia de un defecto en los soportes o una mala instalación de los mismos) o por el desgaste de los elementos de la suspensión, bujes y/o rótulas.

Variación en la distancia de trabajo del palier

Como resumen, podemos decir que los daños en las juntas homocinéticas son resultado de:

- Desgaste natural por trabajo (poco frecuente).
- Golpes e impactos por irregularidades en el camino.
- Golpes durante su desmontaje o montaje.
- Lubricación excesiva o deficiente.
- Sometimiento a esfuerzos para los que no están diseñados.


Daños originados en las juntas homocinéticas

Dependiendo del tipo de junta homocinética, el daño originado puede deberse a diferentes causas.

En las juntas de tipo “fijo”, suele averiarse primero la relativa a la caja de cambios (interior) a causa de una tensión excesiva en el palier. Cuando la distancia de trabajo del palier es reducida, suele derivar en vibraciones y golpes que provocan la fractura de los elementos internos, como la jaula.


Fractura de la jaula y de la campana

En las juntas que equipan trípodes en el lado de la caja de cambios, una distancia de trabajo excesiva puede provocar la salida de dicho trípode de su alojamiento, causando la rotura de la junta y la pérdida de tracción, además de daños en los elementos adyacentes. Por el contrario, si la distancia de trabajo es menor a la indicada, el trípode golpeará contra el fondo del alojamiento causando daños en los componentes internos de la junta e incluso de la caja de cambios.


Fractura del trípode y demás elementos de la junta

Tanto el aumento de la distancia de trabajo como su reducción en las juntas deslizantes de anillo causan un funcionamiento excéntrico del núcleo que, junto a las irregularidades del pavimento, generan una tensión excesiva que acaban desgastando la jaula, el núcleo y las bolas hasta su rotura. Esta avería suele acusarse con el paso de los kilómetros y está precedida de ruidos.


Fractura de la junta deslizante de anillos

Las principales causas de las averías de los cubrepolvos son resultado de una colocación incorrecta de las abrazaderas, el uso de arandelas de plástico o reutilizadas, y el deterioro del material por no utilizar una grasa adecuada.

Cubrepolvo roto

Debido al funcionamiento a altas temperaturas y a las altas cargas que se ven sometidas, es necesario el uso de una lubricación más resistente y adecuada para generar una película entre los elementos que están en contacto. En la actualidad, uno de los aditivos que procuran una mayor lubricación y vida útil de las juntas homocinéticas es el bisulfuro de molibdeno (MoS2) que debido a la propiedad polar de sus moléculas genera una capa más gruesa y resistente de lubricación.


Vista microscópica del recubrimiento de la grasa

Diagnóstico de las juntas homocinéticas

A continuación os mostraremos una lógica de averías por cortesía de Ruville.



En la mayoría de los casos, la causa que origina la avería en las juntas homocinéticas no es corregida hasta después de haberse repetido el problema, ocasionando un descontento en el cliente que repercutirá inevitablemente en el beneficio del taller

Por ello, se recomienda examinar periódicamente el estado del guardapolvos y sus abrazaderas, además de verificar el centrado del motor y la transmisión en las reparaciones que es preciso desmontarlos, así como un giro equivalente de las ruedas para ambos sentidos tras realizar su alineación o la sustitución de alguna bieleta.

Como soporte, el grupo Schaeffler (al que pertenece Ruville) pone a disposición el portal www.repxpert.es al que se puede acceder tras registrarse rápidamente (no requiere cuenta bancaria) y en el que se incluye catálogos de sus productos e información técnica sobre diagnosis de sus componentes, actualizaciones de sus productos, notas técnicas y de montaje, además de formación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...