domingo, 13 de diciembre de 2020

Válvula Monroe RideRefine RC1

Este artículo tratará sobre una de las últimas innovaciones del fabricante Monroe en cuanto a sistemas de amortiguación del vehículo. Se trata de la válvula adicional Monroe RideRefine RC1 que provee a la suspensión hidráulica convencional de una mayor suavidad de rodadura filtrando las vibraciones de alta frecuencia.

Uno de los principales problemas a la hora de lograr la mayor confortabilidad posible de un amortiguador es que suele traducirse en una baja calidad de absorción de las irregularidades del terreno y, por ende, la pérdida de adherencia. El buen compromiso entre confortabilidad y manejo deseado por conductores de vehículos de alta gama ha llevado a Monroe a desarrollar este tipo de complementos, siendo uno de ellos la válvula RC1 de tipo Frequency Dependent Damping (amortiguación dependiente de la frecuencia).

La tecnología RC1 puede ser utilizada como parte integrada del sistema de amortiguación hidráulico, montada en el interior del conjunto, por lo que no es necesaria la utilización de cables, sensores o cualquier otro dispositivo electrónico para su funcionamiento. El trabajo de la válvula se divide en dos áreas de frecuencia específicas, en función de si lo que se busca es un aporte de confort o de agilidad: la válvula opera para mayor confort de marcha cuando la suspensión se mueve en una zona de frecuencia alta (± 10 Hz), mientras que, si el vehículo requiere de fuerzas más altas de amortiguación, la válvula trabaja para compensar las vibraciones de baja frecuencia (± 1 Hz) que concurren en la suspensión. A través del cambio de nivel de fuerza de amortiguación en relación con la frecuencia del movimiento, se crea la posibilidad de resolver el conflicto en términos de confortabilidad y manejo presente en los sistemas convencionales.


Tal como se puede apreciar en la siguiente figura, la válvula principal redirige el fluido hidráulico hacia el interior de la válvula RC1, proporcionando de manera separada y personalizada una rodadura más estable, refinada y ágil ante distintas frecuencias que actúan sobre las ruedas del vehículo. En cuanto se alcanza el final de la carrera del pistón, el amortiguador vuelve a su funcionamiento normal.


Esta tecnología está disponible tanto en equipamiento original de algunos vehículos como en venta de componentes opcionales para optimizar el rendimiento del conjunto de amortiguación. De este modo, se permite dotar a cada vehículo de un perfil de suspensión diferente y característico por medio del diseño y la personalización de la válvula.

Por nombrar algunos ejemplos de vehículos que disponen de amortiguación con válvula RC1, se encuentran el Jaguar XF, Jeep Compass, Jeep Wrangler, AMG G 500, Ford Fiesta ST y Volvo Polestar 2

                               Ford Fiesta ST con amortiguadores con válvula RC1 de Monroe

Antes de terminar con el artículo, enlazamos un par de posts del blog en el que se tratan temas interesantes relacionados con el sistema de amortiguación: en el primero, se repasa el funcionamiento de los amortiguadores con carga de aire y en el segundo se detallan las anomalías que podemos encontrar en un amortiguador convencional.

Esperamos que os haya gustado el post de hoy. ¡Un saludo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...