martes, 28 de abril de 2015

La comprobación de las alimentaciones

Vamos a hacer un recordatorio y que mejor que exponer un ejemplo cotidiano:

Entra en nuestro taller un vehículo que no arranca o lo hace con dificultad.
La comprobación de las alimentaciones Blog mecánicos

Constatamos que efectivamente no arranca, lo primero que hacemos es verificar con el aparato de diagnosis los errores existentes o memorizados.


La comprobación de las alimentaciones Blog mecánicos
 En la máquina de diagnosis vemos que hay un error del relé de inyección, acto seguido y por la facilidad de probar otro relé, sustituiremos dicho relé para ver si efectivamente está en malas condiciones (se trata de un relé común de 20 amperios. que seguro tenemos alguno por el taller), colocamos el nuevo relé y probamos.
El coche continúa con el fallo y no arranca, no nos queda otra posibilidad que empezar con  la comprobación de la instalación.
Para ello nos hacemos con el esquema del vehículo y procedemos a la comprobación, en primer lugar, de las alimentaciones y masas.  



¿Cómo proceder en el caso de fallo de un relé?
Todos sabemos que un relé común (de 4 pines) lo forman:

La comprobación de las alimentaciones Blog mecánicos

Pin 85 – Alimentación (+) de la bobina del relé
Pin 86 – Masa (-) de la bobina del relé
Pin 30 – Alimentación de potencia (+30)
Pin 87 – Salida positiva hacia el componente


Para agilizar la comprobación y no tener que ir a buscar dentro de la caja de relés o en la propia instalación del coche que cable corresponde a cada uno de los pines del relé, erróneamente lo que se acostumbra hacer es sacar el relé de su zócalo, pinchar con el multímetro en los tres pines (85, 86 y 30) para verificar si le llega la alimentación o la masa correspondiente en cada uno de ellos y veremos que efectivamente nos llega tensión de batería en el 85 y 30, y masa en el 86.
Con esta comprobación solo podremos constatar si le llega o no tensión de batería (voltaje) o masa, sin poder apreciar que intensidad de alimentación está llegando.

SI LA PRUEBA DE ALIMENTACIONES NO LA HACEMOS CON EL CONSUMIDOR MONTADO NO PODREMOS DAR COMO BUENA DICHA ALIMENTACIÓN.

Colocaremos de nuevo el relé en su zócalo y nos daremos cuenta de que aun llegándole las alimentaciones de positivos y negativos (según la prueba anterior) en fase de contacto el relé “clava” pero en fase de arranque el relé deja de funcionar.

Esto nos da a entender que aunque hagamos la prueba con el relé montado y con el contacto puesto todo funciona correctamente por lo que solo me cabe un prueba definitiva que es:

Verificar dichas alimentaciones en fase de arranque,
En  ese punto tenemos:
  •  Una caída de tensión por el consumo ocasionado por el propio motor de arranque.
  • Un consumo normal de funcionamiento de la centralita motor de unos 10 amperios

Este consumo provoca que el cable de alimentación de la bobina del relé caiga por debajo del parámetro aceptable para activar dicha bobina y accionar el electroimán interior del relé, con lo que dicho relé deja de estar “clavado” y por tanto la centralita motor deja de tener la alimentación necesaria para su funcionamiento.

La causa real de esta avería concreta (motivo más que suficiente para exponerlo en este blog para mecánicos) con que nos ha llegado este coche al taller era el fusible defectuoso

La comprobación de las alimentaciones Blog mecánicos


Se trataba del fusible de 30 A que no era de buena calidad y generaba con consumo una resistencia que provocaba la caída de la intensidad en la línea de positivo (pin 85 del relé) impidiendo la maniobra del mismo. A simple vista el fusible en cuestión estaba bien y la causa del defecto era el material con que estaba fabricado.
La comprobación de las alimentaciones Blog mecánicos


Albert Oliver Grup Eina Digital

4 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...