lunes, 14 de diciembre de 2015

Ruido de silbido al soltar el pedal acelerador

Esta avería afecta a varios modelos de Opel, siendo el Astra G, Astra H, Corsa D, Meriva, Speedster, Zafira A y Zafira B, equipados con las siguientes motorizaciones:
  • Z 16 LET
  • Z 16 LER
  • Z 16 LEL
  • Z 20 LET
  • Z 20 LER
  • Z 20 LEL
  • Z 20 LEH

El síntoma aparece al soltar el pedal del acelerador, produciéndose un silbido momentáneo.

La causa de este silbido es un retraso en la actuación de la válvula de recirculación de aire del turbocompresor.



Al soltar el acelerador, la mariposa de admisión se cierra impidiendo la entrada de aire al cilindro. Puesto que el turbocompresor sigue girando debido a la salida de los gases de escape, este sigue comprimiendo el aire, produciendo una sobrepresión en el lado de admisión. Esta presión acumulada genera una intensa frenada en la turbina, produciendo cierta torsión en el eje del turbo (pudiendo dañarlo) y un descenso de la sobrealimentación aplicada al cilindro (bache del turbo). Para evitar esto, dicha válvula recircula el aire ya comprimido por el turbo a la entrada del mismo, haciendo que la turbina mantenga su régimen de revoluciones. Una vez que se vuelve a pisar el acelerador, la válvula vuelve a cerrarse.


Esta válvula es comandada de forma neumática, a través de un circuito de vacío y de una electroválvula controlada por la unidad de motor.


 El retraso de su activación puede ser debido a las siguientes causas:
  • Depósito de vacío mal montado o con fisura. Este depósito se sitúa bajo el colector de admisión. Dispone de una marca -TOP- que debe ir montada hacia abajo.
  • Mal estado de las tuberías de vacío. Puede presentar alguna fisura o poro a lo largo de su recorrido. La comprobación se efectuará con el motor parado y con la ayuda de un vacuómetro o bomba de vacío que disponga de manómetro, verificando que mantenga la presión provocada.
  • Válvula neumática de la válvula en mal estado. Para comprobarla también se utilizará la bomba de vacío, reflejándose la depresión producida en el pulmón en un movimiento del vástago de la válvula.
  • Electroválvula defectuosa. Su comprobación se puede realizar con multímetro y osciloscopio, también con lámpara de pruebas. La localización de dicha electroválvula difiere en cada motor, por eso nos ayudaremos de la plataforma www.dis-net.com para encontrar su ubicación.

Ejemplo de ubicación
  
La primera comprobación que realizaremos sobre la electroválvula será la medición de la señal. Para ello se conectará el osciloscopio de la siguiente forma: canal 1 al pin 2 de la electroválvula (en el caso del ejemplo) y el negativo del osciloscopio a masa.
Con el motor en marcha, pisaremos el acelerador y después lo soltaremos bruscamente, en ese momento se mostrará un pulso de activación. Para una mayor apreciación, se puede combinar con la señal emitida por el pedal del acelerador (utilizando el canal 2 del osciloscopio). La señal ha de ser nítida y no mostrar interferencias.
  


En caso de mostrar interferencias, o no producirse dicha señal, se revisará el estado del cableado así como la propia unidad de motor. El cableado desde la electroválvula de recirculación de aire hasta la unidad motor no debe mostrar una resistencia superior a 5 ohmios.

En caso de no disponer de osciloscopio, la medición se podrá realizar con una lámpara de pruebas. Para ello, pincharemos con la lámpara de pruebas sobre el pin 2 de la electroválvula y el común a masa. Recrearemos las mismas condiciones que con el osciloscopio, viendo que la luz parpadea al soltar el acelerador.


Si la señal es correcta, pasaremos a la segunda comprobación, que consiste en medir la resistencia de la electroválvula. Para ello, quitaremos el encendido y retiraremos el conector de la electroválvula, pinchando con el multímetro sobre los pines 1 y 2 de la misma. En caso de dar un valor infinito, sustituiremos la electroválvula.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...