jueves, 9 de noviembre de 2017

¿Qué es el DAS Direct Adaptive Steering?

¿Os imagináis conducir un vehículo con la sensación de tener entre las manos el volante de una vídeo consola? es decir, ¿sin ningún componente mecánico?

Pues ya es una realidad, en 2013 el fabricante de la marca japonesa INFINITI introdujo el sistema DAS Direct Adaptive Steering ® (Dirección Directa Adaptativa), el primer sistema de dirección digital del mundo. Ahora, sólo tres años después, la segunda generación de esta innovadora tecnología está disponible en modelos selectos de INFINITI como el Q60 Coupé y el Q50 Sedan. Después de más de diez años de investigación y desarrollo y tres años de pruebas en el mundo real, la segunda generación de este primer sistema del mundo está aquí. Direct Adaptive Steering ® utiliza la electrónica para una sensación más precisa  detrás de las ruedas. 


 El sistema de dirección DAS Direct Adaptive Steering ¨elimina¨ la conexión mecánica entre el volante y los neumáticos ya que el movimiento de giro a las ruedas lo generan dos motores eléctricos. 

Cuando decimos que se ¨elimina¨ la conexión mecánica, en realidad no es del todo cierto, por normativas de seguridad debe llevar la parte mecánica (columna y cremallera de dirección), pero en este caso el sistema puede actuar sobre el mecanismo a través de un embrague en la columna de dirección que puede acoplar al instante la parte mecánica con la cremallera de dirección en el caso de producirse un fallo en el sistema eléctrico, que por cierto cuenta con 3 unidades de control independientes que trabajan juntas y se monitorean entre sí, utilizando el protocolo de comunicación Flexray, mucho más rápido y fiable que las actuales redes CAN bus. 


Que no exista una conexión directa entre el volante y la cremallera de dirección permite evitar vibraciones no deseadas en el volante en calzadas irregulares o bacheadas o tener que hacer correcciones en distintas situaciones de conducción (ráfagas de viento, desniveles laterales, etc.).


El sistema DAS permite que el movimiento ejercidvo por el conductor al volante sea instantáneo ya que el sistema electrónico puede procesar digitalmente hasta 1.000 ajustes por segundo cualquier movimiento del volante.
Otro de los aspectos interesantes del sistema DAS es que el conductor puede seleccionar entre varias configuraciones de dirección para obtener un tacto y respuesta que se adapte a sus gustos y preferencias.


Por un lado se puede elegir tres modalidades en cuanto al grado de asistencia que se desee, entre ¨Estándar¨, ¨Sport¨ y ¨Sport +¨, mientras que por otro lado se puede seleccionar el nivel de respuesta en cuanto a desmultiplicación se refiere, ¨Normal¨, ¨Dynamic¨ y ¨Dynamic +¨. Por ejemplo para una conducción deportiva se seleccionará ¨Sport +¨ y ¨Dynamic +¨ donde el grado de asistencia será menor y la respuesta más directa. 



Infiniti aprovecha el DAS para ligarlo a su sistema de permanencia en el carril, que actúa corrigiendo la dirección en caso de desvío involuntario. Equipado con una cámara de visión en la parte superior de la luna parabrisas, el sistema lee continuamente las líneas de la calzada y de esta manera mantener el vehículo dentro de su trayectoria. Lo más curioso es que el volante no se mueve cuando el sistema actúa, pero sí la trayectoria del vehículo a diferencia del resto de sistemas usados por otras marcas donde si lo hace.

Y por último para acabar de comprender como funciona todo el sistema DAS junto con el de permanencia de carril, echadle un vistazo al siguiente vídeo, espero que os guste y ¡hasta pronto!









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...