miércoles, 21 de noviembre de 2018

Filtro de aire para ambientes con mucho polvo

El filtro de aire es un elemento muy importante para el correcto funcionamiento del motor térmico. Hay que saber que un motor a plena carga, puede aspirar perfectamente entre 200 y 500 m3 de aire por hora. Según la situación geográfica, climática, ambiental,… la cantidad de impurezas que puede contener este aire será diferente.

La función del filtro de aire, es encargarse de retener las partículas sólidas del ambiente y evitar que éstas se introduzcan en el interior del motor. Las consecuencias de la entrada de partículas sólidas pueden provocar: disminución de la potencia, desgaste prematuro, fallos de funcionamiento, contaminación del aceite…

Hay que respetar las recomendaciones que propone el fabricante en cuanto al cambio del filtro de aire. Un cambio de filtro regular, contribuye en…: el mantenimiento de las prestaciones del vehículo, el nivel normal de consumo de combustible, el correcto rendimiento del motor y el buen nivel de contaminación.

Un filtro de aire, está diseñado para que tenga una vida útil determinada en función de la cantidad de impurezas que pueda retener. Los vehículos industriales que están expuestos a trabajos mineros o de construcción, son los más afectados por la cantidad de polvo, hollín y otros contaminantes en esos lugares. Un filtro de aire convencional quedaría inutilizado de forma prematura y no protegería el motor de estos vehículos como es debido. Por este motivo y por la introducción de la norma de anticontaminación Euro VI que obliga la reducción de gases contaminantes en los vehículos, algunos fabricantes como Mann Filter han diseñado otro tipo de filtro con recubrimiento de nanofibras, denominado Micrograde A-NF, para poder satisfacer estas necesidades.


En la actualidad se puede observar que cada vez hay más fabricantes que equipan medidor de masa de aire en sus camiones. Estos medidores no trabajan correctamente si la suciedad del aire es excesiva, por lo que el filtro de aire con fibras ultra finas es el mejor aliado contra estos excesos.

Existen algunos medidores de masa de aire de tipo adaptativo que, al cambiar el filtro de aire por uno nuevo, necesitan un reset desde la función de parámetros a través de la máquina de diagnosis. 


¿Cómo son estos filtros?

Es un tipo de filtro fabricado de celulosa y recubierto de unas capas muy finas de fibra de polímero, imperceptibles para el ojo humano. El diámetro por donde se canalizan las impurezas es de 0,15 micrómetros, una sección suficientemente fina para que se queden atrapadas grandes cantidades de polvo, aumentando así la eficacia del filtro.

Según unos estudios realizados en laboratorio, se han utilizado unas finas partículas de 0,7 micrómetros de diámetro para que intenten atravesar un filtro puro sin nano fibra y otro con nano fibra. El filtro sin nano fibra consiguió atrapar el 40 % del polvo mientras que el otro logró retener casi la totalidad del agente externo, un 99,98 %.



Algunos turismos también tienen la opción de implementar filtros especiales contra situaciones muy contaminantes o niveles de polvo excesivo como por ejemplo al atravesar un desierto. En el siguiente enlace se puede encontrar un programa que al seleccionar el tipo de vehículo, el sistema automáticamente muestra los diferentes filtros que puede montar. El ejemplo escogido es una VW Transporter 1.9 TD (T4,70) y motor ABL de 68 CV.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...