miércoles, 29 de mayo de 2019

Cómo adaptar un taller para reparar vehículos eléctricos




Renault ZOE en carga preparado para ser intervenido en el taller

Introducción


Los altos niveles de contaminación que se concentran en las grandes ciudades están obligando cada vez más a los fabricantes de vehículos a abandonar las líneas de desarrollo de vehículos de combustión. En consecuencia, las inversiones en desarrollo están siendo más encaminadas a tecnologías con un nivel de electrificación cada vez mayor, donde los motores eléctricos protagonizan mayoritariamente la tracción del automóvil cuando este se mueve en entornos urbanos, caso característico de los vehículos híbridos puros, híbridos enchufables y 100% eléctricos. Estas tecnologías incorporan nuevos componentes como: baterías de alta tensión, cargadores eléctricos, convertidores de tensión, inversores, rectificadores y motores eléctricos. Dichos componentes requieren de Técnicos especializados capaces de comprender su funcionamiento, diagnosticar, reparar y realizar el mantenimiento de los mismos.

Para afrontar estos retos, los talleres de reparación de vehículos han de prepararse formando a sus empleados y adaptando sus instalaciones para poder vender estos servicios de una manera eficaz y competitiva.

La electromovilidad, un reto para la postventa


Teniendo en cuenta que durante los últimos cinco años el número de vehículos híbridos y eléctricos se ha multiplicado espectacularmente, es lógico pensar que los talleres de reparación empiecen a tener cada vez más clientes que necesiten sus servicios. Al mismo tiempo, para hacer frente a estas necesidades, también es lógico pensar que los talleres quieran estar preparados para poder vender estos servicios eficazmente.

Por otro lado, desde el punto de vista del cliente, el hecho de poder encontrar hoy en día un taller adecuado para reparar coches eléctricos o electrificados representa un impedimento para quienes valoran la compra de un vehículo enchufable. Un informe elaborado por el Observatorio de Siniestros AsiturFocus demuestra que el 13,2% de los usuarios de vehículos eléctricos encuestados echa en falta que en sus pólizas incluyan “una cobertura de talleres más amplia”.


Mitsubishi Outlander PHEV del RACC para recarga y asistencia de coches eléctricos 

Por lo tanto, adaptar un taller para poder reparar este tipo de vehículos es una inversión fructífera a medio y largo plazo.


A continuación describimos los puntos más importantes a la hora de adaptar un taller para que pueda cubrir las necesidades que representan la reparación de vehículos híbridos y eléctricos. Estos puntos se pueden resumir en tres:

1) Disponer de un box eléctrico de trabajo con equipos y herramientas específicas.
2) Dotar a los operarios con el equipamiento de protección colectiva e individual.
3) Formar a los Técnicos del taller para poder trabajar con sistemas de alta tensión.

Necesidades a la hora de adaptar un taller para reparar vehículos eléctricos

El principal objetivo de un taller de reparación de vehículos es demostrar calidad, confianza y cercanía en los servicios que realiza. Para poder seguir demostrando estos valores al cliente a la hora de reparar vehículos híbridos y enchufables, es necesario que tenga en cuenta los siguientes puntos relativos a la adaptación y preparación del taller y a la formación de sus Técnicos:

1. Dedicar un “box eléctrico” , un espacio habilitado con equipamiento y herramientas específicas para intervenir en un vehículo que incorpore baterías de alto voltaje. El box eléctrico tiene que incluir, aparte del elevador, los siguiente equipos y herramientas:

-Un terminal de carga para vehículos eléctricos (Wallbox). Según la figura del gestor de carga eléctrica impulsada por el gobierno, los talleres pueden convertirse ahora en puntos de recarga para coches eléctricos.


BMW i3 enchufado al terminal de carga de un taller de reparación de la cadena First Stop

(Real Decreto 1053/2014, de 12 de diciembre, por el que se aprueba una nueva Instrucción Técnica Complementaria (ITC) BT 52 "Instalaciones con fines especiales. Infraestructura para la recarga de vehículos eléctricos", del Reglamento electrotécnico para baja tensión, aprobado por Real Decreto 842/2002, de 2 de agosto, y se modifican otras instrucciones técnicas complementarias del mismo). https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-2014-13681 
Es recomendable que el wallbox incluya almenos los conectores:  Mennekes y SAE J1772.


Wallbox con conector Mennekes                          Conector SAE J1772 Yazaki 

El modo de carga debería ser el tipo 3, de corriente alterna monofásica cómo mínimo. Más recomendable sería disponer de un wallbox capacitado con modo de carga tipo 4, capaz de suministrar corriente alterna trifásica y acelerar la velocidad de carga (esto dependerá de las necesidades del taller y de la capacidad de inversión).

-Una mesa hidráulica. Ideal para poder realizar los trabajos de desmontaje de las baterías de alta tensión de automóviles eléctricos de forma rápida y segura. Tanto en caso de tener que reemplazarla, como de tener que desarmarla para repararla sustituyendo alguno de sus componentes internos. Se recomienda que la mesa hidráulica de tijera soporte al menos 500 kg.




Mesa hidráulica de tijera para el desmontaje de baterías de coches eléctricos 

-Herramientas especiales aisladas. En el carro de herramientas de este “box eléctrico” hay que incluir un kit de herramientas aisladas que protejan al Técnico a la hora de trabajar con componentes que puedan guardar alta tensión, como cargadores de alta tensión embarcados, inversores, convertidores, instalaciones eléctricas, etc. Estos kits de herramientas normalmente presentan una protección de hasta 1000 voltios.






Kits de herramientas aisladas para trabajar con alta tensión

-Un megahómetro. Consiste en un aparato que sirve para medir el aislamiento de los componentes que trabajan con alto voltaje. Es indispensable a la hora de diagnosticar averías en componentes como motores eléctricos, convertidores, inversores, cargadores de baterías embarcados, módulos de baterías, etc.


Medición de aislamiento del convertidor de un Toyota Auris con megahometro a 1000 V

2. El equipamiento necesario de seguridad, indispensable para que los Técnicos puedan intervenir en los vehículos eléctricos de forma segura. Se puede clasificar en dos grupos de equipamiento diferenciados, el individual y el colectivo:

A) Equipo de protección individual (EPI):

-Guantes aislantes de alta tensión. Al menos tienen que estar preparados para trabajar con tensiones de 500 voltios. Son primordiales a la hora de realizar el procedimiento de desconexión de la batería de alta tensión o a la hora de realizar mediciones con la batería de alta tensión conectada.



Características de los guantes de protección:
-Calzado de seguridad aislante de alta tensión.

Como mínimo tienen que estar preparado para aislar de tensiones de 500 voltios. Son primordiales a la hora de realizar el procedimiento de desconexión de la batería de alta tensión o a la hora de realizar mediciones o trabajos con la batería de alta tensión conectada.


-Aislante eléctrico para suelo y superficies de trabajo. Al menos debe de estar preparado para aislar de tensiones de 500 voltios. Se pueden usar cuando no se dispone de calzado aislanter de alta tensión. También sirven para aislar mesas y bancos de trabajo en el caso de usarlas como soporte para baterías u otros componentes que puedan guardar alta tensión.




-Máscara de protección facial. Es muy recomendable cuando existe el riesgo de cortocircuitos que puedan generar chispazos eléctricos que afecten al rostro o los ojos. Este es el caso cuando el taller recibe un automóvil eléctrico que ha sufrido un accidente y en consecuencia su red de alta tensión puede estar dañada. O cuando el taller recibe un vehículo electrificado que ha sufrido una inundación.



-Con lo que no se debe de trabajar. Antes de trabajar con sistemas de alta tensión en automóviles electrificados está terminantemente prohibido usar anillos, collares, relojes, etc. Estos, en caso de accidente, pueden agravar seriamente las lesiones percibidas. Además, los técnicos con implantes como marcapasos o desfibriladores integrados no deberán participar en las tareas de reparación de sistemas con alta tensión, ya que los campos electromagnéticos de ciertos componentes del vehículo podrían alterar el funcionamiento de estos dispositivos vitales.


B) Equipos de protección colectiva (EPC):

-Kit de delimitación de la zona de trabajo. Es de carácter prioritario establecer una delimitación del área de trabajo alrededor del vehículo cuando se ha de desmontar elementos que participan en la red de alta tensión. Esta delimitación advertirá al resto de operarios y a posibles curiosos del riesgo que supone un sistema de alta tensión bajo trabajos de reparación.



-Carteles de advertencia de alta tensión. Son indispensables a la hora de reforzar la delimitación del área de trabajo para indicar el tipo de riesgo que hay detrás. También se pueden usar para ponerlos sobre los componentes que se han desmontado y que pueden guardar todavía alta tensión, como baterías, convertidores, cargadores embarcados, inversores, etc.



-Métodos de extinción de incendios. En el caso de propagarse un fuego que ha tenido un origen eléctrico o en baterías de alta tensión, los métodos de extinción más efectivos son:

·Extintores de dióxido de carbono (CO2)
·Extintores de polvo (bicarbonato de sodio hidrogenado)
·Extintores de agua hidrogenada (sin lanza metálica)
·Arena.


-Métodos de identificación de electrolitos. Alguno de los electrolitos usados en las baterías de los automóviles resultan nocivos y altamente corrosivos, como es el caso de las baterías de plomo. Las baterías de alta tensión utilizadas en los sistemas de tracción también pueden contener electrolitos corrosivos, como es el caso de las baterías de hidruro metálico de níquel. En caso de fugas de electrolito es recomendable poder identificar el grado de corrosión del mismo. Para realizar esta identificación se utilizan tiras indicadoras de pH. 



En función del color que adquiere la tira cuando se pone en contacto con el electrolito esta indica su nivel de acidez y corrosión advirtiendo el riesgo del mismo. Para neutralizar el ácido se utiliza el ácido bórico mezclado con agua (800 gramos por cada 20 litros de agua). En el caso de las baterías de iones de litio la fuga del electrolito no supone ningún peligro.

3. Formar a los Técnicos del taller para poder trabajar con sistemas de alta tensión. Los profesionales que trabajen en estos talleres deban de recibir una formación específica que les acredite trabajar con automóviles que incorporen sistemas de alta tensión.

























Los objetivos de dicha formación tiene que garantizar que los Técnicos dominen los siguientes aspectos:

A) Reconozcan los riesgos al trabajar con baterías y componentes de alta tensión y sepan aplicar las medidas de precaución y protección.
B) Conocer los sistemas y las tecnologías de los vehículos eléctricos e híbridos que equipan baterías de alta tensión.
C) Dominen el procedimiento de seguridad que es necesario realizar cuando se trabaja con sistemas de alta tensión:

1.- Procedimiento de desconexión de la batería de alta tensión antes de comenzar una reparación. (Consignación, parte 1).
2.- Comprobación de la ausencia de alta tensión antes de comenzar una reparación. (Consignación, parte 2).
3.- Precauciones para evitar la realimentación del sistema de alta tensión.
4.- Establecimiento y delimitación del perímetro de trabajo.

Conclusión:

Las tecnologías de vehículos híbridos y eléctricos dotados con sistemas de alta tensión comienzan a estar presentes en el parque de vehículos actual, incluso empieza existir un mercado importante dentro de los vehículos de ocasión y de segunda mano. Por lo tanto, el potencial de demanda para mantener, diagnosticar y reparar estas tecnologías gana importancia, más aún durante los años venideros. Esto requerirá la actualización de los talleres independientes de reparación de automóviles, no solo en cuanto a herramientas y equipamiento de seguridad, sino también en cuanto a conocimientos y formación de los profesionales del sector. En consecuencia, es lógico pensar que los talleres de automóviles que no sean capaces de ofrecer soluciones a estos vehículos serán menos competitivos frente a los que sí lo hagan y en el futuro sus servicios podrían quedarse fuera de las exigencias del sector.

Por otro lado, si analizamos las piezas y componentes susceptibles a desgastes o reparaciones en vehículos enchufables y las comparamos con los vehículos convencionales de combustión, resulta que también existen importantes diferencias que alteraran el mercado de recambios. Para empezar, elementos del motor o la transmisión como: aceites, filtros, volantes de motor, embragues y cajas de cambio. Y continuando por elementos del tren de rodaje como las pastillas de freno y los discos, todos ellos dejarán de ser habituales en las reparaciones y mantenimientos, puesto que la mayoría de los vehículos enchufables no los equipan o apenas los desgastan. En contra partida, nuevos componentes y recambios empiezan a cobrar más importancia en el ámbito de los recambios de este tipo de vehículos como: módulos de batería, fusibles de alta tensión, relés de seguridad, micro interruptores de seguridad, inversores, convertidores, cargadores de baterías de tracción, buses de conexión para módulos de baterías, etc. Lo que significa que el modelo de recambios del automóvil también comienza a mutar hacia un nuevo mercado de componentes eléctricos y electrónicos.

Para más información al respecto consulte nuestro Campus On-Line: Campuseina.com (Curso de Sistemas de tracción híbrida y eléctrica).


1 comentario:

  1. Felicidades por el post tan bien documentado. La verificación de la formación y el cumplimiento de las medidas de seguridad debería ser objeto de campañas de verificación intensivas por parte de la autoridad competente. Si no se hace desde un primer momento, incluyendo búsquedas de talleres ilegales que empiecen a tocar este tipo de vehículos, no tardaremos en ver noticias de accidentes en talleres mecánicos por la manipulación indebida y temeraria por parte de chapuceros.



    Cuenta oficial de GestFuturo, el programa de gestión para taller mecánico

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por su interés y su comentario!
Procederemos a publicarlo una vez revisado.
!Que tenga un buen día!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...