jueves, 1 de septiembre de 2016

Tipos de filtros y cómo elegir el adecuado

Es muy importante el control del estado de los componentes de filtración de un vehículo, puesto que de ello depende que el motor pueda disponer o no de una vida útil prolongada.

Por ejemplo, las partículas abrasivas del aceite lubricante cuando éste se encuentra en movimiento pueden causar daños graves al motor; por tanto es necesario reducir la dimensión y la cantidad de dichas partículas al mínimo.

A continuación hablaremos sobre los tipos de filtros y de cómo podemos encontrar el apropiado para nuestro vehículo.




Esta filtración consiste en un proceso de separación del componente (líquido o gaseoso) que se encuentra en suspensión, a través de un medio poroso.

La separación resulta de la presión ejercida sobre las partículas en suspensión cuando estas últimas se presionan contra un cuerpo poroso, reteniéndose las que resultan de mayor tamaño que la porosidad del filtro y permitiendo el paso de las partículas de menor.



Las prestaciones del filtro dependen de la caída de presión, de la eficiencia y de la vida útil.

La caída de presión es la diferencia de presión instantánea entre el fluido que entra y el fluido que sale del filtro. A menor caída de presión, mayor será su capacidad de filtración.

La eficiencia depende de la finura de la filtración. Si un filtro es eficaz, el desgaste del motor podrá demorarse.

La vida útil está relacionada con la cantidad de contaminación que puede bloquear antes de que el mismo deje de funcionar.


Filtro de aceite


Para la prevención del desgaste prematuro de un motor de combustión interna, es conveniente que la lubricación del motor sea constante en las partes en movimiento y se empleen aceites libres de suciedad. 

El filtro de aceite depura continuamente el lubricante atrapando el polvo, los residuos de las combustiones y las partículas abrasivas que se producen del desgaste del motor.

Los filtros pueden ser de tipo blindados o de cartucho; los primeros se sustituyen completamente, mientras que en los segundos solamente se cambia el cartucho.

Filtro de aire



El filtro de aire puede considerarse como el "pulmón" del automóvil. 

El motor de un vehículo, dependiendo de sus características, puede aspirar entre 200 y 500 m³ de aire por hora cuando se encuentra a plena carga, conteniendo este aire una cantidad diferente de impurezas en función del lugar geográfico en el que se encuentre el vehículo, de las condiciones climáticas, del estado de la carretera, etc. 

El objetivo del filtro de aire es evitar la entrada de polvo del aire exterior que es aspirado por el motor, retrasando el desgaste de este último.

Se recomienda su sustitución como mínimo una vez al año, preferentemente en el momento del cambio del filtro de aceite, porque una sustitución regular del filtro de aire asegura...:

El mantenimiento de las prestaciones del vehículo.

El nivel normal de consumo de combustible.

El correcto rendimiento del motor.

El buen nivel de contaminación.

Filtro de gasolina


Se encarga de proteger el sistema de alimentación de combustible eliminando las impurezas que pueda contener el circuito, conservando así la vida útil del motor. Además, con esto se favorece el mantenimiento de las prestaciones idóneas del motor.

Está situado entre la bomba de combustible y los inyectores, cumpliendo la función de filtrar todas las partículas mayores de 8 micras. Si se trata de un sistema de inyección electrónico, el filtro de gasolina debe soportar una presión de 6 bares y garantizar un filtrado de impurezas cuya longitud esté comprendida entre 3 y 5 micras.


Filtro diésel


En un motor diésel, la función del filtro de combustible es proteger el sistema de inyección. Para ello se encargan de eliminar las impurezas presentes en el combustible, y que pueden generarse por varios factores:

Contaminación durante la producción, el transporte, el almacenamiento, las reparaciones, etc.

Entrada de partículas en el sistema de ventilación del depósito de combustible.

Contaminación en el depósito o en los conductos de combustible.

Condensación de agua en el depósito de combustible debido a las variaciones de temperatura.

La contaminación acumulada puede obstruir el sistema de inyección de combustible, afectando seriamente al funcionamiento y estado del motor. Según el tipo de filtro, éste también puede desempeñar otras funciones como las de calentar el combustible, regular la presión, cebar, detectar el nivel de agua, etc.

Filtro de habitáculo


Hay varios motivos para comprender el uso del filtro de habitáculo. Uno es por el aumento progresivo del nivel de contaminación, hecho que repercute en la entrada de contaminantes al interior del habitáculo a través de los sistemas de ventilación o aire acondicionado. 

Si sufrimos una exposición alta y prolongada a estos contaminantes, existe mayor peligro para nuestra salud.

Los microorganismos se acumulan en el habitáculo con el paso del tiempo. Una vez la concentración de bacterias se multiplica entre cinco y ocho veces respecto a la habitual, ocasiona reacciones alérgicas, náuseas, dolores de cabeza, secreción de los ojos, irritación de las membranas mucosas...

El efecto antipolen de los filtros de habitáculo permite bloquear todas las partículas y que éstas no entren en los pulmones causando asma o alergias.




El filtro de habitáculo a base de carbón activo, además de bloquear todas las partículas, es capaz de repeler los malos olores

El elemento filtrante que utiliza se compone de tres capas, la de carbón activado y otras dos de fibras no tejidas. Un filtro combinado que filtra tanto las partículas como los gases reduce la concentración de gases dañinos y malolientes que causan dolores de cabeza y tos.

Por otro lado, al dejar de fluir aire fresco los cristales se empañan y los pasajeros se sienten cansados más rápidamente. El filtro de habitáculo reduce este efecto y proporciona el buen confort de los ocupantes.

Mantenimiento de los filtros


Los vehículos modernos disponen, cada vez más, de motores de avanzada tecnología que requieren de sistemas de filtración de alta calidad y aptos para tolerancias reducidas. 

Los fabricantes de filtros deben conseguir estos propósitos, además de cumplir con las normativas de los equipos originales. Para ello, se centran en el número de capas del elemento filtrante, el tipo de resina, la velocidad de flujo, el compactado, la permeabilidad, el grosor, el peso, la composición de las fibras, etc. 

No obstante, los filtros no son de por vida y debe respetarse el mantenimiento marcado por el fabricante.


Como podemos observar en este post, la falta de mantenimiento de un filtro puede generar problemas en el funcionamiento de nuestro vehículo. 

En este caso se presentaba una avería en modelos Sorento y Santa Fe de la marca Kia. 

Hace referencia a una falta de presión provocada por un mal estado del circuito de baja presión de combustible, en la cual se ven implicados varios componentes como el depósito, el aforador y, como venimos comentando, el filtro de combustible. 

Por ello es importante respetar las indicaciones de mantenimiento recomendadas por cada fabricante y, en caso necesario, reemplazar el filtro.

En resumen, no olvidéis el mantenimiento de los filtros de vuestro vehículo ya que de hacerlo se asegurará una mayor durabilidad y un mejor rendimiento del motor. Su proceso es muy sencillo y existen herramientas gratuitas que facilitan todavía más la búsqueda y compra del producto.

¿Os ha gustado el post? ¡Dejad vuestro comentario!

4 comentarios:

  1. Buenos días. Es muy bien la explicación
    Pero estaría bien que dijerais las mejores marcas.
    seguir así lo hacéis genial.

    Gracias saludos.

    ResponderEliminar
  2. El problema creo en muchos coches de hoy en dia es que muchos fabricantes colocan los filtros de gasoil en sitios de dificil acceso y entonces es el gran olvidado a parte que los filtros son bastante caros, yo en principio cuando entra un coche con problemas de tirones diesel la primera operacion para mi es cambiar el filtro de gasoil, despues hay muchos fabricantes que recomiendan cambiar el filtro de aire a los 60000km yo encuentro un intervalo excesivo

    ResponderEliminar
  3. El de habitáculo suele ser de los olvidados y afecta sobremanera al funcionamiento del aire acondicionado... los sé por propia experiencia ;). A veces el cliente del taller de automoción quiere reducir al máximo el importe de sus revisiones, pero un mecánico profesional debe insistir en que los mantenimientos se realicen como es debido, porque a largo plazo, si algo no funciona, de todas maneras el cliente culpará al taller por n haberlo hecho.


    Cuenta oficial de GestFuturo, el programa de gestión para taller mecánico

    ResponderEliminar
  4. Cómo siempre excelente los post que ustedes nos entregan día a día...felicitaciones!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...