martes, 30 de enero de 2018

Sistema de retención infantil -SRI-

Los sistemas de retención infantil, en cada una de sus diferentes modalidades son la mejor protección que puede llevar un pequeño cuando circulan a bordo de un vehículo. Su uso reduce un 75% las lesiones en caso de siniestro, evitando su impacto contra otros ocupantes y elementos del vehículo Según la estatura y el peso del niño, cada sistema permite adaptar las necesidades que, por la envergadura de los niños, se adaptan mejor para garantizar la seguridad en caso de incidente.


Por norma general, el uso de los cinturones de seguridad está diseñado para una altura mínima de 1,5 metros, por lo que en el caso de no alcanzarse dicha altura, se deben emplear este tipo de sistemas. Debido a los cambios de las proporciones corporales que tienen los niños, existe una gran variedad de SRI, estando regulado su uso dependiendo del peso y en menor medida de su altura, siendo obligatorio su utilización hasta una altura mínima de 1,35 metros.

Para elegir correctamente el uso de SRI adecuado, junto con la homologación, se debe tener en cuenta en qué grupo se encuentra el niño, teniendo las siguientes posibilidades:

Grupo 0

Está indicado para bebés con un peso entre 0 y 10 kilogramos y con un máximo de 76 cm de altura o un año, siendo aconsejable su uso en caso de que sean prematuros o bajo prescripción médica.

Su forma de cesto o capazo, hace que su colocación deba ser en plazas traseras, aunque existe algún modelo con forma de silla que puede colocarse en plaza del acompañante con sentido contrario de marcha y con airbag del pasajero desactivado.





Grupo 0+

Está indicado para bebés con un peso entre 0 y 13 kilogramos y con un máximo de 92 cm de altura o 18 meses. Su forma es de silla y se puede colocar tanto en el asiento del acompañante como en las plazas traseras, pero en sentido contrario a la marcha y con airbag desactivado.



Grupo 1 

Está indicado para edades entre 1 y 4 años, con un peso comprendido entre 9 y 18 kilogramos y con alturas entre 92 y 108 cm. Su forma es de silla y su colocación debe ser en plazas traseras con conducción en sentido de marcha, aunque se recomienda colocarlas en sentido contrario a la marcha.



Grupo 2

Está indicado para pesos entre 15 y 25 kilogramos, edades entre 3 y 6 años y con alturas entre 108 y 123 cm. Con forma de silla, siempre deben ir en plazas traseras y colocadas en sentido de marcha.

Grupo 3

Está indicado para pesos entre 22 y 36 kilogramos, edades entre 6 y 12 años y con alturas comprendidas entre 115 y 150 cm.

Normalmente son alzadores, aunque lo ideal es que incorporen respaldo y se mantenga éste para mayor seguridad del niño. Siempre deben ir en plazas traseras y colocadas en sentido de marcha.




En algunos vehículos se incorporan alzadores incorporados en las propias banquetas traseras, las cuales incluso pueden ajustarse en altura.


Los fabricantes de SRI homologan modelos para varios grupos, con lo que el cliente se ahorra un dinero al no tener la necesidad de comprar de cuatro a cinco tipos diferentes según crece el niño. Las posibilidades son:

Grupo 0+/1

Está indicado para bebés con un peso entre 0 y 18 kilogramos y un máximo de 108 cm de altura o 4 años. 

Su forma es de silla y se pueden colocar tanto en el asiento del acompañante como en plazas traseras, pero en sentido contrario a la marcha. 



Grupo 1-2

Está indicado para pesos entre 9 y 25 kilogramos, edades entre 1 y 7 años y con alturas comprendidas entre 92 y 123 cm. Con forma de silla, siempre deben ir en plazas traseras y colocadas en sentido de marcha.


Grupo 1-2-3

Está indicado para pesos entre 9 y 36 kilogramos, edades entre 1 y 12 años y con alturas comprendidas entre 92 y 150 cm. Son elevadores con respaldo y arnés, que siempre deben ir en plazas traseras y colocadas en sentido de marcha.



Grupo 2-3

Está indicado para pesos entre 15 y 36 kilogramos, edades entre 4 y 12 años y con alturas comprendidas entre 98 y 135 cm. Son elevadores con respaldo y utilizan el propio cinturón de seguridad del vehículo, siempre deben ir en plazas traseras y colocadas en sentido de marcha.

Recordar que para los grupos 0 y 0+ es obligatorio colocar el SRI en sentido contrario a la marcha, siendo permitido sólo en estos casos poder colocarlos en la plaza delantera del pasajero, pero asegurándonos de que el o los sistemas de airbag de esta plaza se deben desactivar.



Para un mejor anclaje de los sistemas de retención infantiles, en la actualidad los vehículos incorporan el sistema ISOFIX, que consta de una serie de argollas soldadas o atornilladas a los elementos estructurales del vehículo o al armazón del asiento, colocadas entre la banqueta y el respaldo del asiento.

Se reconoce que el vehículo incorpora este tipo de sujeción mediante adhesivos o etiquetas cosidas por los asientos, pero se debe tener en cuenta que sólo se pueden utilizar en sillas adaptadas para este sistema.


Aunque por lo general el sistema cuenta con dos puntos de anclaje, en la actualidad se empieza a incorporar un tercero en la parte superior, que puede variar su ubicación dependiendo de vehículos.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...