martes, 26 de enero de 2016

Hacia un transporte sostenible

Con la aparición de los vehículos eléctricos se intuyó que la evolución en el sector, para dejar a un lado los combustibles fósiles, iría por esa línea.


La mayor desventaja está en la autonomía que dichos vehículos tienen a día de hoy  y en las infraestructuras que dispongan las distintas administraciones para dotar las ciudades y carreteras de estaciones de carga para las baterías de los mismos.


Siemens (grupo industrial y tecnológico alemán) conjuntamente con el fabricante de camiones sueco Scania, construirán la primera autopista eléctrica en Suecia. 

La Administración de Transporte de Suecia, con el fin de minimizar la dependencia de combustibles fósiles para el transporte de mercancías por carretera, adjudicó el contrato al Condado de Gävleborg.
El proyecto tiene un coste de más de 9 millones de dólares de los cuales casi 6 provienen de inversiones privadas.


Se trata de dotar, un tramo de 2 kilómetros de la autopista E16 al norte de Estocolmo, con una catenaria electrificada para transmitir la energía eléctrica a un camión de propulsión Híbrida que está dotado de un pantógrafo inteligente en su parte superior.

Nos puede recordar al mítico trolebús, pero en este caso, si la vía no está electrificada el vehículo prosigue su ruta usando el motor de combustión interna y no se queda parado como les ocurría a los trolebuses antiguamente si accidentalmente se salían del radio de acción del trole o pantógrafo.


No es de extrañar que sea Siemens la propulsora de este proyecto si tenemos en cuenta que el inventor del trolebús fue ni más ni menos que  Ernst Werner von Siemens allá por el año 1882.


Los detalles del proyecto los expuso el director de Tecnología de la división de Siemens, Roland Edel, según sus palabras:
“La autopista eléctrica es dos veces más efectiva que los motores de combustión interna. No solo se reduce el consumo de energía, sino que se reduce la contaminación del aire”

Para este proyecto se utilizaran, en el periodo de prueba (2 años), camiones de la marca Scania con tecnología Diesel – Hibrido, dotados de un pantógrafo inteligente que mediante unos sensores es capaz de detectar, conectarse y desconectarse  automáticamente a la catenaria a velocidades de hasta 90 km/h.


Cuando el vehículo circula mediante la energía suministrada por la catenaria las emisiones contaminantes son 0, en carreteras sin este sistema podrá seguir circulando con el propulsor Diésel-Híbrido que monta.

Si la prueba tiene éxito, el Gobierno de Suecia habrá conseguido su objetivo: no depender de los combustibles fósiles para el transporte de mercancías, consiguiendo, además, una mejora sustancial en el medio ambiente y una reducción a largo plazo de los costes de logística.

En definitiva un transporte sostenible


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...