jueves, 7 de enero de 2016

¿Qué es la distribución desmodrómica?

La distribución en un motor de combustión se encarga de sincronizar el movimiento de los pistones con la apertura de las válvulas de admisión y escape, permitiendo su correcto funcionamiento.





Si nos centramos en los árboles de levas, estos permiten abrir y determinar el tiempo de apertura de las válvulas del motor, afectando en gran medida a las características del motor como el par o la potencia.

En la mayoría de casos actuales, independientemente de que un motor disponga de distribución variable o no, el funcionamiento de las válvulas es el mismo.




El motor dispone de uno o varios árboles de levas que se encargan de empujar las válvulas, abriéndolas mientras que un muelle se encarga de cerrarlas en el momento que la leva deja de hacer fuerza.


Este sistema resulta fácil de producir y en la mayoría de casos, no necesita de un mantenimiento exhaustivo para su correcto funcionamiento. Sin embargo, este sistema tiene un inconveniente.

Cuando el motor trabaja a altas revoluciones, la velocidad de apertura de las válvulas es tan alta que el muelle no llega a cerrar la válvula por completo antes de que la leva vuelva a empujarla, produciendo el llamado rebote o flotación de las válvulas y ocasionando una disminución en el rendimiento del motor.

Para evitar este fenómeno, existen diferentes sistemas.
- Muelles helicoidales: Es el más común en los motores actuales y consiste en utilizar varios muelles por cada válvula, actuando como amortiguadores. Este sistema es eficaz en un rango de revoluciones convencional, pero al superar dicho rango, vuelve el fenómeno de flotación y además los muelles sufren una mayor fatiga mecánica.

- Válvulas neumáticas: Se utiliza en competición y es el sistema más eficaz hasta el momento. Dicho sistema sustituye los muelles por cámaras de aire capaces de ejercer una gran presión para cerrar la válvula, evitando el rebote. El inconveniente de este sistema es su alto coste y poca fiabilidad para aplicarla al mercado convencional.



Por otro lado, existe otro sistema para evitar este fenómeno conocido como distribución desmodrómica.

Se trata de un sistema patentado por primera vez en el 1889 por Daimler Benz y utilizado posteriormente en diversos motores, tanto para coches como para motocicletas, incluyendo en el mundo de la competición, siendo Ducati el único fabricante que lo emplea en sus motorizaciones actualmente.

Existen distintas variantes y diseños utilizados a lo largo del tiempo, según la disposición y la cantidad de árboles de levas utilizados, aunque su principio de funcionamiento siempre es el mismo.




Una leva de perfil convencional se encarga de empujar la válvula directamente (o mediante un balancín) para abrirla. Por otro lado, una segunda leva con un perfil opuesto al de la primera se encarga del cierre de la válvula utilizando para ello un balancín.




Este sistema, además de evitar el mencionado rebote de las válvulas gracias a la leva encargada del cierre, no necesita ejercer tanta presión sobre la válvula para abrirla debido a la ausencia de muelles que se oponen.

Con ello, se consigue que el motor pueda pasar de 10.000 rpm manteniendo un régimen de par motor y potencia elevado.




2 comentarios:

  1. Muy ilustrativo y fácil de comprender... Sencillamente, gracias!

    ResponderEliminar
  2. Muy ilustrativo, didáctico y fácil de comprender. Sencillamente... Gracias!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...