jueves, 20 de abril de 2017

Instalación de cámara trasera

En el mercado existen muchas opciones de instalación de cámara trasera para vehículos que no la llevan instaladas de serie. Para la instalación de una cámara trasera se necesita como mínimo una cámara y una pantalla

Cámara trasera

Las cámaras existentes en el mercado son muy variadas, algunas cámaras incorporan led de infrarrojos para poder visualizar las imágenes en situaciones de poca luz. Las cámaras pueden ser fijas empotradas en la chapa o atornilladas a la chapa con posibilidad de mover el ángulo de visión. Las cámaras van alimentadas con 12 V y se conectan a la pantalla mediante cable de video RCA.

Pantalla

Las pantallas existentes en el mercado son de 2 tipos, monitores LCD y retrovisores con monitor LCD.

Los monitores LCD, son pantallas de video instalables en el salpicadero del vehículo. Estas pantallas pueden ser de entre 3,5 y 7 pulgadas. 


También existe la posibilidad de que el vehículo lleve de serie una pantalla multifunción de fábrica con conector de entrada de video. En ese caso la cámara puede conectarse directamente a la pantalla multifunción.


Los retrovisores con monitor tienen pantallas de 4.3, 5 o 7 pulgadas y se instalan en el retrovisor original del vehículo mediante unas presillas.
Estos retrovisores tienen un cristal modificado cuya pantalla de video se encuentra detrás de éste.

Cuando la pantalla no es alimentada con imágenes de video, el retrovisor se ve como un espejo normal. Pero en el caso de ser alimentada por imágenes de la cámara, la pantalla se ilumina permitiendo verse las imágenes en el retrovisor. 



Método de instalación

Se comenzará instalando la cámara en la parte trasera del vehículo, para ello hay que buscar el sitio idóneo para que la imagen de la cámara se vea bien. Generalmente hay que realizar un orificio en la carrocería para pasar los cables de la cámara, los cuales son tres: un cable rojo, un cable negro y un cable de tipo RCA amarillo.
El cable rojo ha de conectarse al positivo de la bombilla de la marcha atrás para que la cámara se encienda al engranar la marcha atrás.

El cable negro ha de conectarse a masa del vehículo.

El cable RCA amarillo es el que envía las imágenes de la cámara a la pantalla. Generalmente, en el kit se incluye un cable RCA de 5 metros para conectar la pantalla con la cámara, por lo tanto hay que pasar el cable desde el maletero hasta la pantalla.

También existe en el mercado un transmisor receptor inalámbrico para la cámara que funciona a 2,4 GHz. Este transmisor sustituye al cable RCA de 5 metros y su ventaja principal es que se conecta inalámbricamente mediante su emisor y receptor y no ha de pasarse un cable de la parte trasera a la pantalla.
Una vez instalada la cámara trasera, se procederá con la pantalla. En el caso se haber elegido el retrovisor con monitor, éste se instala delante del retrovisor original que lleva el vehículo fijándose mediante unas presillas que lleva en la parte trasera. En caso de ser un monitor LCD, éste suele instalarse en el salpicadero mediante tornillos.

Tanto el retrovisor como el monitor tienen como mínimo tres cables: un cable rojo, un cable negro y un cable de tipo RCA amarillo.

El cable rojo ha de conectarse a positivo de contacto para que el monitor no esté funcionando siempre y pueda descargar la batería.
El cable negro ha de conectarse a masa del vehículo.
El cable RCA amarillo se conecta al cable RCA de 5 metros que viene de la cámara trasera, o en el caso de haber instalado el transmisor receptor inalámbrico, el cable se conecta al receptor.
Algunas pantallas incluyen un cuarto cable de tipo RCA de color blanco, este cable es para emitir una segunda señal de video ya que algunas pantallas pueden tener dos canales de video.

En el caso de solo instalar la cámara trasera, el cable RCA blanco debe dejarse desconectado.

Problemas frecuentes
Los problemas más comunes en la instalación de la cámara trasera tienen que ver con conexiones flojas, mal contacto de masa y caídas de tensión. En caso de mala calidad de imagen, hay que revisar las conexiones y que el cable de masa haga buen contacto.

En algunos vehículos se pueden observar unas rayas en la pantalla, esto es debido a que a la cámara no le llega los 12 V. Esto pasa en vehículos cuya alimentación de las bombillas es gestionada directamente por la unidad de mando de la carrocería, llegándole menos de 12 voltios como puede ser ejemplo en focos traseros led.
La solución a este problema es intercalando un condensador o un relé específico para cámara trasera en la instalación. Este condensador se puede encontrar fácilmente en el mercado. Generalmente tiene tres cables de conexión, uno negro para conexión a masa, uno rojo marcado con IN para la entrada de positivo de la bombilla de marcha atrás y otro rojo marcado con OUT para la salida hacia la cámara trasera. De esta forma el condensador hace llegar los 12 voltios que necesita la cámara trasera y se soluciona las interferencias que se ven en la pantalla.













1 comentario:

  1. Hay otro tipo de cámara que va integrada en un portamatrículas, y si no recuerdo mal, incluso vi algún modelo que combina cámara con sensores de ultrasonidos. Pero en breve, con la normalización de los sistemas automáticos de conducción y aparcamiento, poca falta nos harán.





    Cuenta oficial de GestFuturo, el programa para taller

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...